Cleveland Clinic Logo
Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

¿Qué es SPM?

El síndrome premenstrual (SPM – PMS por sus siglas en inglés) es una enfermedad médica que afecta a algunas mujeres de edad fértil. Más de una de cada tres mujeres sufre de SPM, y una de cada 20 sufre tan severamente que sus vidas se ven seriamente afectadas. El SPM está relacionado con una variedad de síntomas físicos o psicológicos que ocurren justo antes del periodo menstrual.

¿Qué causa SPM?

No se conoce la causa del SPM, pero parece que está relacionada con los niveles fluctuantes de hormonas, (incluyendo el estrógeno y la progesterona), que ocurren en preparación de la menstruación.

¿Cuáles son los síntomas del SPM?

Hay muchos síntomas del SPM, y la cantidad y severidad de los síntomas varía de mujer a mujer. Además, la severidad de los síntomas puede variar de mes a mes. Los síntomas más comunes de SPM incluyen:

  • Hinchazón
  • Sensibilidad de los pechos
  • Aumento de peso
  • Problemas de concentración
  • Dolores de cabeza/ dolores de espalda
  • Problemas de la piel / acné
  • Fatiga
  • Llanto
  • Irritabilidad/ agresión
  • Ansiedad
  • Cambios de humor y/o depresión

¿Cómo se diagnostica el SPM?

No hay una única prueba que sirva para diagnosticar el SPM. Es un diagnóstico clínico que se hace hablando con tu médico sobre tus preocupaciones. Sin embargo, hay algunas estrategias que tu médico puede usar para ayudarle a diagnosticar SPM. Estas incluyen:

Diario de síntomas del SPM – Tu médico te puede pedir que escribas en un diario para evaluar la frecuencia y severidad de los síntomas. Al hacer esto, puedes ver si tus síntomas se corresponden a ciertos momentos de tu ciclo menstrual. Mientras que tu síntomas pueden variar de mes a mes, puede que aparezca una tendencia después de seguir tus síntomas durante unos cuantos meses. A veces las mujeres se sorprenden al ver que los síntomas no varían con la fluctuación de su ciclo hormonal. Las mujeres que tienen muchos de los síntomas emocionales durante todo el mes puede de hecho estar sufriendo de depresión y/o ansiedad. El hacer un diagnóstico correcto es el paso más importante hacia sentirse mejor.

La prueba del tiroides – Debido a que los trastornos del tiroides son normales en las mujeres de edad fértil, y algunos de los síntomas del SPM – como el aumento de peso, la depresión o la fatiga – son parecidos a los síntomas del trastorno del tiroides, tu médico puede pedir que te hagan pruebas para evaluar el funcionamiento del tiroides. Esto puede ayudar a descartar un trastorno del tiroides como causa de tus síntomas.

¿Cómo se trata el SPM?

El tratamiento del SPM se basa en aliviar los síntomas. El tratamiento empieza con una evaluación meticulosa de tus síntomas, así como el impacto que tienen en tu vida diaria.

Educación – Podrás manejar mejor tus síntomas si puedes describir cómo te sientes durante tus ciclos menstruales, sabiendo que te sentirás mejor una vez que comience tu periodo. Mientras que es verdad que los síntomas pueden variar de mes a mes, el tener un diario de síntomas mensuales, como hemos mencionado antes, te puede dar una buena idea de cómo tus periodos menstruales pueden afectar tu salud física y tu estado de ánimo. Aprender a sobrellevar los problemas de tu vida te puede ayudar a aliviar el estrés y la irritabilidad que puedes sentir antes de tu periodo. Si tienes ansiedad severa, irritabilidad o depresión, la terapia y/o los medicamentos pueden ser de ayuda.

Nutrición – Una dieta sana es importante para el bienestar general físico y mental. Hacer cambios en tu dieta – incluyendo el reducir la cantidad de cafeína, sal y azúcar y mantenerte bien hidratada con agua y jugos ligeros – puede ayudarte a aliviar los síntomas del SPM. Hay un número de suplementos vitamínicos que se toman a menudo para tratar de ayudar con los síntomas del SPM, incluyendo vitamina B6, vitamina E, calcio y magnesio. Sin embargo, en estudios bien diseñados, no se ha demostrado que ninguno de estos suplementos sea mejor que el placebo (píldoras de azúcar o ficticias, que pueden ayudar el 30 por ciento de las veces sin ingredientes activos). Habla con tu médico acerca de si es seguro para ti el probar suplementos de calcio o magnesio. No se recomienda el exceso de vitamina E o vitamina B6 debido a unos resultados de estudios que muestran preocupación por los efectos secundarios, especialmente con la vitamina B6. Esta vitamina puede causar daño permanente de los nervios en las mujeres con dosis diarias de más de 50 mg al día. Es mejor tratar de ingerir las vitmainas comiendo una dieta rica en frutas y vegetales son procesar.

Ejercicio – al igual que una dieta sana, hacer ejercicio de manera habitual puede mejorar tu salud en general. También puede ayudar a aliviar y ayudarte a sobrellevar los síntomas mensuales asociados con la SPM, especialmente la dismenorrea (calambres dolorosos e hinchazón).

Medicamentos – Los analgésicos sin necesidad de receta médica – como la aspirina y el ibuprofeno – pueden ayudarte a aliviar los síntomas como el dolor de cabeza, el dolor de espalda, los calambres y la sensibilidad en los pechos. Asegúrate de que no hay ninguna contraindicación para ti, como la enfermedad de úlcera péptica o enfermedad de los riñones, antes de usar muchos medicamentos que alivien el dolor. Te pueden recetar medicamentos en caso de depresión severa o ansiedad que pueden ser perjudiciales para el estilo de vida de una mujer. Las píldoras anticonceptivas y otros anticonceptivos puede ayudar a controlar las fluctuaciones hormonales de los ciclos mensuales.

¿Se puede prevenir el SPM?

El SPM de por sí no se puede prevenir, pero mediante educación y tratamiento apropiado de los síntomas, la mayoría de las mujeres encuentran alivio. Un estilo de vida sano – incluyendo ejercicio y una dieta apropiada – también puede ayudar a las mujeres a manejar mejor los síntomas del SPM.

¿Qué es TDPM?

El trastorno disfórico premenstrual (TDPM – PMDD por sus siglas en inglés) es una forma severa de SPM. Los síntomas del TDPM son parecidos a los del SPM, pero son lo suficientemente graves para interferir con tu trabajo, con las actividades sociales, y las relaciones.

¿Cómo se diagnostica el TDPM?

El TDPM se diagnostica cuando ocurren al menos cinco de los siguientes síntomas durante siete a 10 días antes de la menstruación y desaparecen unos días después del comienzo del periodo menstrual.

  • Cambios de estado de ánimo
  • Enojo o enfado marcado
  • Irritabilidad
  • Tensión
  • Disminución del interés de tus actividades normales
  • Fatiga
  • Cambios de apetito
  • Problemas para dormir
  • Problemas físicos, como hinchazón

Antes de que un médico haga un diagnóstico de TDPM, él o ella descartará cualquier otro trastorno emocional – como una depresión o trastorno de pánico – como la causa de tus síntomas. Además, cualquier enfermedad médica o ginecológica subyacente (como endometriosis, fibrosis, menopausia o problemas hormonales) que pueden ser causa de los síntomas debe de ser descartada.

¿Cómo de común es el TDPM?

El TDPM ocurre en el 3 al 5 por ciento de las mujeres que están menstruando. Las mujeres que tienen un historial personal o familiar de trastornos de humor – incluyendo grandes depresiones o depresión post parto – tienen mayor riesgo de desarrollar TDPM.

¿Qué causa el TDPM?

Como con el SPM, no se conocen las causas exactas de TDPM. La mayoría de los investigadores, sin embargo, creen que el TDPM lo provoca los cambios hormonales relacionados con el ciclo menstrual. Los estudios recientes han indicado que hay una conexión entre el TDPM y los niveles bajos de serotonina, un elemento químico en el cerebro que ayuda a transmitir las señales nerviosas.

Ciertas células del cerebro que usan serotonina como mensajero son parte del proceso de control del humor, la atención, el sueño y el dolor. Por eso, los cambios crónicos en los niveles de serotonina pueden llevar a tener síntomas de TDPM.

¿Cómo se diagnostica el TDPM?

Una evaluación clínica debe de incluir un repaso exhaustivo de los síntomas del paciente y un historial médico, un examen físico, un examen ginecológico, unas pruebas de laboratorio básicas como sean necesarias.

Una evaluación psiquiátrica debe de centrarse en síntomas de la depresión, variación estacional de la depresión (que empeora durante el invierno), uso de alcohol y drogas, comienzo de victimización y trauma, historial familiar o trastorno afectivo (un grupo de trastornos caracterizado por alteraciones del humor), alcoholismo, y estrés situacional actual.

¿Cómo se trata el TDPM?

Muchas mujeres encuentran alivio para los síntomas del TDPM mediante educación y cambios en su estilo de vida, incluyendo ejercicio, vitaminas, y una dieta sin cafeína. Los medicamentos, incluyendo los antidepresivos como inhibidores de captación de serotonina selectiva (SSRI por sus siglas en inglés), se pueden usar para tratar los síntomas emocionales del TDPM. Los contraceptivos hormonales pueden ayudar, pero es importante ser paciente hasta encontrar el adecuado para la química corporal de la mujer. La opción/método hormonal óptimo puede variar con cada persona. El Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado el uso de Yaz®, para el tratamiento del TDPM. Además, la terapia individual o de grupo, y el manejo del estrés pueden ser beneficiosos para ayudar a las mujeres a afrontar TDPM.

Referencias

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2021

index#s9132


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2021