Cleveland Clinic Logo
Paroniquia

Paroniquia

¿Qué es paroniquia?

Paroniquia es una infección de la piel que rodea la uña del dedo. El tejido infectado puede estar sensible o dolorido con hinchazón.

¿Qué causa paroniquia?

La bacteria estafilococo es el culpable más común de la paroniquia aguda, seguido por el estreptococo. La paroniquia crónica tiende a ser causada más bien por un hongo que por una bacteria.

¿Cómo ocurre la paroniquia?

Al romperse o agrietarse una uña, al cortarse las uñas de manera agresiva, o un trauma a la uña (como cuando se te aplasta la uña entre dos superficies, o se golpea con un objeto pesado como un martillo), se puede crear una vía para que las bacterias entren y causen una infección. Este tipo de paroniquia se llama “paroniquia aguda”.

La gente que tiene trabajos en los que expone a menudo las manos a irritantes, solventes o acrílicos, o requiere que sus manos estén inmersas en agua tienen un mayor riesgo de tener paroniquia crónica. Algunas de estas ocupaciones incluyen los lavaplatos, los camareros o barman, los conserjes, y los jardineros. La gente que tiene la piel seca de manera crónica, eccema o un historial de contraer dermatitis, y aquellos que se muerden las uñas también tienen mayor riesgo. Las personas con diabetes tienen más tendencia a tener infecciones de uñas que aquellos con diabetes. Las enfermedades que comprometen el sistema inmune también pueden predisponer a las personas a la paroniquia.

¿Cómo puedo saber si tengo paroniquia?

Con la paroniquia aguda, una grieta en el pliegue de la uña o un trauma a la uña es lo que normalmente se ve primero. Luego tu dedo puede latir y volverse rojo, y luego la piel alrededor de la uña se hinchará. A veces se formará pus debajo de la piel al lado de la uña afectada.

Con la paroniquia crónica, puedes sentir sensibilidad alrededor de la uña. La piel puede enrojecerse e hincharse ligeramente. La zona alrededor de la uña estará húmeda. Puede que haya varias uñas en la misma mano que se vean afectadas con paroniquia crónica.

¿Cómo se hace el diagnóstico de la paroniquia?

Más a menudo, el diagnóstico de hace por la apariencia de la uña y la piel que la rodea. Se hace un cultivo de una muestra del tejido si tu médico sospecha que la causa son hongos.

¿Cómo se trata la paroniquia?

Con la paroniquia aguda, puedes probar poniendo el dedo en remojo (el de la mano o el pie) en agua templada durante aproximadamente 15 minutos varias veces al día. Si la infección continúa o si se desarrolla pus, tu médico puede drenar la zona afectada mediante un pequeño corte. Él o ella te indicará como debes de mantener el dedo en alto lo posible. También necesitarás ponerlo a remojo en agua templada varias veces al día. A veces, te recetarán un antibiótico por vía oral. Los síntomas desaparecerán en dos semanas.

Con la paroniquia crónica causada por hongos, tu médico puede recetarte un medicamento anti-fúngico que se puede poner directamente en la uña. Tendrás que ponerte el medicamento diariamente, posiblemente durante varias semanas, y la uña y la piel deben de mantenerse secas.

¿Cómo puedo prevenir la paroniquia?

Tener el cuidado apropiado con tus uñas reducirá mucho la posibilidad de infecciones. No te muerdas las uñas o te quites las pielecillas alrededor de las mismas. Córtate las uñas regularmente con tijeras especiales para las uñas o un cortaúñas, pero no te las cortes demasiado. Las uñas deben de cortarse con un borde redondeado; las uñas de los dedos se deben de cortar con un borde recto. Cortarse las uñas después de un baño o ducha puede ser más fácil.

No te cortes las cutículas (la piel en la base de la uña). El cortarlas puede crear un punto de entrada para las bacterias y los hongos.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2019

index#s15327


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2019