Cleveland Clinic Logo
Vulvitis

Vulvitis

¿Qué es la vulvitis?

La vulvitis no es una enfermedad, sino que se refiere a la inflamación de los pliegues suaves de piel en la parte exterior de los genitales femeninos, la vulva. La irritación puede causarla una infección, una reacción alérgica, o una lesión. La piel de la vulva es especialmente susceptible a irritaciones debido a su humedad y calor.

¿A quién le afecta la vulvitis?

La vulvitis le puede afectar a cualquier mujer de cualquier edad. Las niñas que todavía no han llegado a la pubertad o las mujeres posmenopáusicas pueden tener más riesgos de tener vulvitis. Sus niveles de estrógeno más bajos pueden hacerles meas susceptibles a este problema debido a que tienen un tejido de la vulva más fino y más seco.

¿Qué causa la vulvitis?

La vulvitis pueden causarla muchos factores o irritantes, incluyendo:

  • El uso de papel de baño de color o perfumado
  • Una reacción alérgica a la espuma de baño o al jabón que se use para la zona de los genitales
  • Uso de aerosoles vaginales o duchas vaginales
  • Irritación debida al agua con cloro de las piscinas o de los jacuzzis
  • Reacción alérgica al espermicida
  • Reacción alérgica a las compresas sanitarias íntimas
  • Usar ropa interior de materiales sintéticos o medias de nylon sin entrepierna de algodón que respire
  • Llevar un bañador mojado durante largos periodos de tiempo
  • Montar en bicicleta o a caballo
  • Infecciones fúngicas o de bacterias incluyendo sarna/escabiosis o piojos púbicos/ladillas
  • Herpes
  • Enfermedades de la piel como el eccema o la dermatitis

¿Cuáles son los síntomas de las vulvitis?

Los síntomas de la vulvitis pueden incluir:

  • Picazón extremo y constante
  • Una sensación de quemazón en la zona de la vulva
  • Secreciones vaginales
  • Pequeñas grietas en la piel de la vulva
  • Rojez e hinchazón en la vulva y los labios (labios de la de la vagina)
  • Ampollas en la vulva
  • Zonas blanquecinas, escamosas, gordas en la vulva

Los síntomas de la vulvitis también pueden sugerir otras enfermedades de los genitales. Si tienes cualquiera de estos síntomas, debes de consultar con tu médico lo antes posible.

¿Cómo se diagnostica la vulvitis?

Tu médico empezará haciendo un historial médico y un examen pélvico completo, buscando rojez, ampollas, o lesiones que puedan indicar vulvitis. Él o ella también pueden mirar a ver si hay secreciones vaginales, que se pueden mandar a analizar para ver si hay infecciones.

El médico también puede mirar a ver si hay enfermedades de transmisión sexual (STI por sus siglas en inglés) y pedirte una muestra de orina para analizarla para poder descartar causas más serias para la irritación de los genitales.

¿Cómo se trata la vulvitis?

El primer tratamiento es parar inmediatamente el uso de cualquier producto que pueda estar causando la irritación, y ponerse ropa interior suelta, que deje respirar la piel, y de algodón blanco.

Tu médico también te puede recetar el uso de una pomada de cortisona sin necesidad de receta médica para que te des en las zonas afectadas varias veces al día. Esto puede ayudar a reducir la irritación y el picor.

También te pueden recomendar baños de asiento (con sal) y el uso de cremas de estrógeno tópicas para tratar el picor y otros síntomas de la vulvitis.

Si estos tratamientos no reducen la irritación, te pueden mandar más pruebas para descartar condiciones más serias subyacentes cono el cáncer de vulva.

¿Se puede prevenir la vulvitis?

Las mujeres pueden tomar varias medidas para prevenir la vulvitis. Estas incluyen usar productos suaves y sin perfumes para la limpieza de las zonas genitales, y secarse los genitales muy bien después del baño. También es aconsejable evitar el uso de duchas vaginales y otros productos femeninos con perfume o fragancia. También puede ayudar a prevenir la vulvitis el usar ropa interior suelta, de material que deje respirar la piel, así como el ponerse ropa seca cuanto antes al terminar de nadar o hacer ejercicio.

¿Cuál es el pronóstico para la vulvitis?

La vulvitis que no es un síntoma de una enfermedad subyacente normalmente se puede tratar con facilidad después del diagnóstico con las simples medidas comentadas anteriormente. El picor y los otros síntomas a menudo se alivian en unas cuantas semanas después del diagnóstico.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2019

index#s15175


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2019