Cleveland Clinic Logo
Hipospadias

Hipospadias

Hipospadias es un defecto de nacimiento en los chicos en el que la uretra, el tubo a través del cual pasa la orina de la vejiga al exterior del cuerpo, no se desarrolla apropiadamente. La uretra comienza como un canal abierto que se cierra gradualmente a medida que se desarrolla el niño. En los bebés que nacen con hipospadias, la aberturaa de la uretra se forma en otro lugar – en la vara del pene o en el escroto – en vez de en la punta, donde se supone que tiene que estar.

Otros rasgos que se ven en los chicos con hipospadias incluyen los siguientes:

  • El pene se curva hacia abajo (encordamiento).
  • En alrededor del 10 por ciento de los casos de hipospadias, uno de los testículos no baja del todo al escroto.
  • El prepucio (la piel que cubre la cabeza del pene) no est’a completamente desarrollado.

Hipospadias es un problema común, que afecta a uno de cada 150 a 300 niños recién nacidos. Si no se trata, hipospadias puede llevar a problemas más adelante en su vida, como el tener que sentarse para orinar, o dificultades con las relaciones sexuales.

¿Qué causa hipospadias?

Se desconocen las causas específicas de hipospadias. Sin embargo, hay una tendencia familiar: padres y hermanos de niños con hipospadias tienen una ligera mayor posibilidad de tener la anormalidad.

Los genitales de los hombres y las mujeres son parecidos durante las primeras ocho semanas del desarrollo en el útero. El pene se empieza a desarrollar después de ocho semanas. El defecto en la uretra ocurre entre las semanas número 9 y 12 del embarazo.

Ciertos factores en la madre pueden llevar a un aumento en el riesgo de hipospadias, incluyendo:

  • Obesidad
  • Ser mayor de 35 años
  • Uso de tratamientos de fertilidad para ayudar a la concepción. Esto puede resultar en la exposición de la madre a progesterona, una hormona que se usa durante el procedimiento de fertilización.
  • Uso de hormonas antes o durante el embarazo

Las mujeres embarazadas pueden reducir el riesgo de hipospadias y otros defectos de nacimiento practicando comportamientos sanos, incluyendo:

  • No fumar o beber alcohol;
  • Mantener un peso saludable;
  • Tomar de 400 a 800 microgramos (mcg) de ácido fólico al día; y
  • Ir a ver al médico regularmente durante el embarazo.

La incidencia de hipospadias parece haber aumentado en las culturas occidentales. Una posible teoría para explicar este aumento es el uso de sustancias contaminantes medioambientales, especialmente compuestos parecidos a las hormonas que se usan en pesticidas o frutas y vegetales.

¿Cómo se diagnostica hipospadias?

Hipospadias se puede diagnosticar con un examen físico cuando nace el bebé. Ya que es común, los médicos miran a ver si hay hipospadias en todos los recién nacidos.

Esta anormalidad se nota con facilidad. El encordamiento, que a menudo ocurre al mismo tiempo de hipospadias, no se nota y tan solo puede verse cuando el pene está erecto.

El médico puede referir a la familia a un urólogo pediátrico para que trate al bebé.

¿Cómo se trata hipospadias?

Hipospadias se trata mediante cirugía. Los urólogos normalmente corrigen hipospadias cuando el niño tiene entre 6 y 12 meses de edad porque es más fácil de cuidar la zona donde se hace la cirugía.

Se han desarrollado procedimientos y técnicas quirúrgicas nuevas y mejores que permiten que se haga la operación a una edad más temprana. Esto ayuda a prevenir muchos de los problemas psicológicos que tienen los niños que sufren de hipospadias.

Los objetivos de la cirugía son corregir la curvatura del pene y colocar la apertura de la uretra en el lugar correcto. No se debe de hacer la circuncisión a los bebés con hipospadias, ya que la piel extra del prepucio puede ser útil para ayudar al cirujano a aumentar la longitud de la uretra o reconstruirla.

La cirugía se hace mientras el bebé está bajo el efecto de anestesia general. El bebé puede necesitar más de una cirugía si el urólogo quiere enderezar el pene antes de corregir la uretra; no obstante, se suele corregir en un solo procedimiento. El bebé a menudo se va a casa el mismo día de la cirugía.

Una vez que la cirugía está hecha, el bebé puede tener un pequeño catéter (tubo) para pasar la orina. El catéter se mantiene bien sea unos días hasta dos semanas. El médico también recetará antibióticos para reducir el riesgo de cualquier infección, así como medicamentos normales para ayudar con la incomodidad.

Con las tecnologías y técnicas modernas, los procedimientos de reparación de hipospadias y encordamiento son altamente exitosos.

¿Cómo cuido a mi hijo después de la cirugía?

El personal médico te dará información de cómo cuidar a tu hijo mientras se está recuperando, incluyendo instrucciones en cómo bañarlo, cómo cuidar sus vendajes, y cómo reconocer las señales de infección u otras complicaciones.

Como con cualquier cirugía, siempre hay un riesgo de infección o lesión en la zona de la cirugía. Es importante seguir las instrucciones que te llevas a casa y también vigilar de cerca la recuperación de tu hijo y la zona de su cirugía.

La zona de la cirugía empezará a recuperarse inmediatamente, aunque el proceso completo de cura puede llevar varios meses. Es normal ver moratones e hinchazón después de la cirugía, y deben de desaparecer en las primeras semanas de recuperación.

No dejes a tu hijo jugar con juguetes que le hacen sentarse a horcajadas, como juguetes para montarse o andadores, hasta que el médico te haya dado el visto bueno. También puede ayudar con la comodidad de tu hijo el usar doble pañal para proporcionar más amortiguación.

La mayoría de las recuperaciones siguen sin complicaciones; sin embargo, llama inmediatamente al pediatra de tu hijo si notas que tu hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Una fiebre de 102 grados o más  durante más de 24 horas;
  • No puede orinar, o tiene dificultad para orinar;
  • Tiene una decoloración azul o gris en la punta del pene;
  • Los medicamentos para el dolor no parecen ayudarle;
  • Sangra en la zona de la operación.

Por favor, nota que es normal que la orina aparezca rosa durante los primeros días después de la cirugía.

¿Cuál es el pronóstico para los niños que nacen con hipospadias?

La mayoría de los arreglos de hipospadias duran toda la vida y llevan a un funcionamiento del pene normal y sano. El urólogo de tu hijo decidirá cómo de frecuentemente debe de tener citas de seguimiento. No son comunes las complicaciones después de la cirugía, pero pueden ocurrir.

Ocasionalmente, un agujero conocido como fístula se forma del tracto urinario a la piel del pene. También puede haber cicatrices que afecten el flujo de orina, Si, después de que tu hijo se ha recuperado de su cirugía, notas que se le escapa un poco de orina o que el flujo de orina es lento o débil, contacta con tu médico.

Referencias
Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2020

Index#s15060


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2020