Cleveland Clinic Logo
Manejando la Ira

Manejando la Ira

¿Qué es la ira?

La ira es una emoción muy potente que puede originarse de sentimientos que incluyen la frustración, daño, irritación, y decepción. La ira es una emoción humana normal que puede variar de una irritación leve a una furia intensa.

La ira puede ser dañina o útil, dependiendo de cómo sea expresada. El saber cómo reconocer y expresar la ira en formas apropiadas puede ayudar a la gente a alcanzar sus metas, a manejar emergencias, y a solucionar problemas. Sin embargo, pueden surgir problemas si la gente falla en reconocer y entender su ira.

¿Cuáles son los peligros de la ira reprimida?

La ira reprimida puede ser una causa subyacente de ansiedad y depresión. La ira que no se expresas apropiadamente puede alterar las relaciones interpersonales, afectando el pensamiento y los patrones de comportamiento, y crear una variedad de problemas de físicos. La ira crónica ha sido relacionada con problemas de salud como presión arterial alta, enfermedades del corazón, dolores de cabeza, trastornos de la piel, y problemas digestivos. Además, la ira puede estar relacionada ccon problemas como el crimen, el abuso físico y emocional, y otras conductas violentas.

¿Qué pasos puedo tomar para ayudar a manejar mi ira?

  • Trate de interrumpir el ciclo de la ira con tácticas como la respiración profunda, el hablarse a sí mismo de manera positiva, o deteniendo tus pensamientos de enfado. Respira profundamente desde tu diafragma. Lentamente repite una palabra o frase tranquila como "relájate" ó "tranquilízate". Repítetela mientras respiras profundamente.
  • Si bien es cierto que expresar la ira es mejor que retenerla, la ira debe expresarse de una manera apropiada. Las explosiones frecuentes de ira son usualmente contraproducentes y pueden causar problemas en las relaciones con los demás. Las explosiones de ira son también eventos estresantes de tu sistema nervioso y cardiovascular, y pueden empeorar los problemas de salud. El aprender cómo usar la asertividad es la manera más saludable de expresar tus sentimientos, necesidades, y preferencias. El ser asertivo puede ser utilizado en lugar de la ira en esas situaciones.
  • Busca el apoyo de los demás. Habla de tus sentimientos y trata de trabajar en cambiar tus comportamientos.
  • Su tienes problemas en reconocer cuándo estás teniendo pensamientos de ira, mantén un registro de cuándo sientes ira y detalla los pensamientos que están sucediendo en tu mente en el momento en que estás sintiendo ira.
  • Trate de ganar una perspectiva diferente poniéndote en el lugar de la otra persona.
  • Aprende a reírte de ti mismo y a ver humor en las situaciones.
  • Practique habilidades buenas para escuchar. El escuchar puede ayudar a mejorar la comunicación y puede facilitar los sentimientos de confianza entre las personas. Esta confianza puede ayudarte a manejar potenciales emociones hostiles.
  • Aprende a ser asertivo contigo mismo cuando experimentas sentimientos intensos acerca de algo. La asertividad es un comportamiento aprendido que se encuentra entre los extremos de la emoción reprimida o la explosión con ira. Cuando eres asertivo contigo mismo, eliges expresar tus sentimientos de manera calmada y directamente sin volverte defensivo, hostil, o emocionalmente cargado. Consulta los libros de auto-ayuda sobre asertividad o busca la ayuda de un terapeuta profesional para aprender cómo usar la asertividad y habilidades para manejar la ira.

¿Qué más puedo hacer para manejar mi ira de una manera saludable?

Si crees que tu ira está fuera de control y está teniendo un efecto negativo en tu vida y relaciones interpersonales, puedes ser buena idea buscar la ayuda de un profesional en salud mental. Un psicólogo u otro profesional licenciado en salud mental puede trabajar contigo para desarrollar técnicas para cambiar tu pensamiento y comportamiento en respuesta a los sentimientos de ira. Puedes aprender a manejar tu ira de una manera apropiada. Elige a tus terapeutas cuidadosamente y asegúrate de buscar el tratamiento de un profesional entrenado en enseñar el manejo de la ira y las habilidades de asertividad. En algunos casos, tu terapeuta puede recomendarte que veas a un médico para que te recete medicamentos que te ayuden a manejar temas psicológicos como la depresión o la ansiedad que frecuentemente subyacen a los problemas crónicos de ira.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2019

index#s12195


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2019