Cleveland Clinic Logo
Revisión Habitual de los Lunares para Prevenir el Cáncer de Piel

Revisión Habitual de los Lunares para Prevenir el Cáncer de Piel

La piel es el órgano meas grande del cuerpo humano. El ser proactivo acerca de la prevención del cáncer de piel puede ser muy importante para tu salud. Esto es especialmente cierto si tienes la piel clara , muchos lunares en tu cuerpo , o si un familiar cercano tiene muchos lunares, lunares atípicos, o un historial de cáncer de piel. Además de limitar la exposición a la luz del sol y usar cremas de protección solar, examina tu piel para ver si hay lunares y esto puede ayudarte a detectarlos y tratarlos pronto.

Las recomendaciones actuales sugieren examinar tu cuerpo una vez al mes. La mayoría de los lunares son benignos (no cancerígenos). Si notas algún cambio en el color o la apariencia de algún lunar, ve al dermatólogo (médico que trata las enfermedades de la piel) para que lo evalúe. También debes de ir a que te miren los lunares si estos sangran, supuran, pican, tienen una apariencia escamosa, o se vuelven sensibles o dolorosos.

¿Cómo debo de examinar mi piel?

  • Hazte auto exámenes de la piel cada mes. Es mejor si examinas tu piel después de un baño o una ducha, mientras que tu piel está mojada.
  • Usa un espejo del tamaño de cuerpo completo si tienes uno para poder ver meas de cerca y que te ayuda un miembro de tu familia, si es que hay alguien disponible, para las zonas más difíciles como tu espalda.
  • Intenta examinarte de la misma manera cada mes para evitar saltarte cualquier zona. Recomendamos que empieces por la cabeza y vayas hacia abajo. Mira todas las zonas de tu cuerpo (incluyendo la parte frontal, posterior, y lados de cada zona, y tus uñas de los dedos de las manos y de los pies). También asegúrate de mirar en las zonas "escondidas": entre los dedos de tus manos y de tus pies, la ingle, las plantas de tus pies, y la parte posterior de tus rodillas.
  • No te olvides de revisar con mucho cuidado tu cuero cabelludo y tu cuello para ver si hay lunares.
  • Controla todos los lunares en tu cuerpo y su aspecto. Toma una foto y pon la fecha para ayudarte a controlarlos. De esta manera, notarás si cambian los lunares. Si es que cambian de cualquier manera (en color, forma, tamaño, borde, etc.), o si desarrollas una úlcera que no se acaba de curar, ve a ver a tu médico. También ve a ver a tu médico si te salen nuevos lunares que crees que pueden ser "sospechosos”.
  • Pon especial atención a los lunares si estás embarazada, o pasando la menopausia, o en cualquier otro momento cuando tus hormonas puedan estar aumentando (incluyendo en la adolescencia).

¿Qué debo de buscar cuando me examino los lunares?

Las siguientes ABCDEs son importantes señales de los lunares que pueden ser cancerígenos. Si un lunar presenta cualquiera de las señales siguientes, haz que te lo mire inmediatamente un dermatólogo:

  • Asimetría – una mitad del lunar no corresponde con l otra mitad
  • Bordes – los bordes o márgenes son desiguales, borrosos, o irregulares.
  • Color – El lunar tiene colores diferentes, o tiene diferentes tonos de canela, marrón, negro, azul, blanco o rojo.
  • Diámetro – El diámetro del lunar es más grande que el de un borrador de lápiz.
  • Elevación/Evaluación – Cuando parece que el lunar está elevado (por encima de la piel); o si los lunares están cambiando.

Siempre debes de sospechar de los lunares nuevos que se desarrollan después de la edad de 20 años. Muchos de los que crecen después de los 20 años de edad son manchas inofensivas y asociadas con la edad en vez de lunares; sin embargo, si notas que tienes un lunar nuevo, ve a ver a tu dermatólogo lo antes posible. Él o ella examinará el lunar y tomará una biopsia de la piel (si es apropiado). Si es un melanoma, una biopsia puede mostrar a menudo cómo de profundamente ha penetrado la piel. Tu dermatólogo usa esta información para decidir cómo tratar el lunar.

El lugar más común para un melanoma en los hombres es la espalda. En las mujeres, es la parte inferior de la pierna. El melanoma es el tipo de cáncer más común entre las mujeres de 25 a 29 años de edad.

Los lunares pueden aparecer en otros lugares, además de en la piel. Si tienes un historial familiar de melanoma, además del dermatólogo, debes de considerar el tener revisiones con un dentista, un oftalmólogo (médico de los ojos) y un ginecólogo para que busquen lunares en lugares especiales.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2022

index#s12015


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2022