Cleveland Clinic Logo
Resumen de los dolores de cabeza en adultos

Resumen de los dolores de cabeza en adultos

¿Cómo de comunes son los dolores de cabeza (cefaleas) en los adultos?

Según la Fundación Nacional de Dolores de Cabeza (en inglés: National Headache Foundation), más de 45 millones de americanos sufren periódicamente de dolores de cabeza crónicos, y de estos, 28 millones sufren de migrañas. Cerca de un 20 por ciento de los niños y adolescentes también padecen dolores de cabeza significativos. Aproximadamente un 70% de la gente que sufre dolores de cabeza son mujeres.

Los dolores de cabeza (término médico, cefalea) son la causa más común de absentismo laboral o absentismo escolar. La gente que sufre migrañas pierde un total de 157 millones de días de trabajo y de escuela debido a los dolores de cabeza.

¿Cuáles son los tipos de dolores de cabeza o cefaleas?

La Sociedad Internacional de los Dolores de Cabeza (en inglés International Headache Society) creó una guía que contiene una clasificación completa de los dolores de cabeza, y que incluye más de 150 categorías de dolores de cabeza diagnosticados.

Basado en diferentes trabajos de investigación, una clasificación práctica de dolores de cabeza incluye dolores de cabeza de nivel primario y secundario.

Dolores de cabeza (cefaleas) primarios

Los dolores de cabeza primarios son aquellos que no son resultado de otra condición médica. Incluyen tipo tensión, migrañas, síndrome de dolor de cabeza mixto y cefalea histamínica o en racimos.

  • Cefaleas tipo tensión: es el tipo más común de cefalea o dolor de cabeza primario Los dolores de cabeza tipo tensión tienden a ser de leves a moderados, no pulsantes y bilaterales (en ambos lados de la cabeza). No suelen empeorar con las actividades rutinarias (agacharse, bajar escaleras, etc.) Debido a que los dolores de cabeza tipo tensión suelen ser leves, los pacientes suelen poder tratarlos con éxito tomando medicamentos sin necesidad de receta médica. Los pacientes suelen estar al corriente que usar medicamentos sin necesidad de receta médica demasiado a menudo puede llevar a dolores de cabeza diarios crónicos (a largo plazo).
  • Migrañas: Son el segundo tipo más común de dolores de cabeza primarios. No se sabe la causa exacta de las migrañas, aunque sí se sabe las causan los cambios en los nervios y vasos sanguíneos. Las migrañas también están relacionadas con cambios en el cerebro y anormalidades heredadas en ciertas zonas del cerebro. El dolor de la migraña se puede clasificar de moderado a severo, y se suele describir como un dolor aporreante y punzante o pulsante. Las migrañas pueden durar de 4 horas a 3 días y suelen ocurrir de 1 a 4 veces al mes. Las migrañas están asociadas con síntomas como la sensibilidad a la luz, al ruido o a los olores; con náuseas y vómitos; pérdida del apetito; y problemas estomacales o dolor de estómago.
  • Cefalea (dolor de cabeza) en racimos o histamínica: es el tipo menos común, pero más severo, entre los tipos de dolores de cabeza primarios. El dolor de una cefalea en racimos es intenso y puede describirse como una sensación de quemazón o una sensación penetrante que es aporreante y constante. El dolor es tan severo que la mayoría de la gente que sufre de cefalea en racimos no pueden quedarse quietos y suelen caminar de un lado a otro durante los ataques. El dolor se siente detrás de un ojo o en la región ocular, sin cambiar de lado. El término de “cefalea en racimos” se refiere al hecho de que con dichos dolores de cabeza los ataques suelen venir en grupos, o racimos. La cefalea en racimos ocurre de una a tres veces por día durante un periodo que puede durar de 2 semanas a 3 meses. Los dolores de cabeza pueden desaparecer por completo (remisión de los síntomas) durante meses o años, pero pueden reaparecer más tarde.
  • Dolores de cabeza nuevos diarios y persistentes (NDPH por sus siglas en inglés): Son una forma de dolores de cabeza primarios; es decir, un dolor de cabeza que no está asociado a una enfermedad física. Una NDPH comienza de forma abrupta como un dolor de cabeza que es nuevo para el paciente. El paciente debe de ser capaz de precisar el breve período de tiempo (72 horas) cuando aparece el dolor de cabeza. Mientras que estos dolores de cabeza pueden no estar relacionados con otras enfermedades, tienden a ser consistentes o persistentes, bilaterales (localizados en ambos lados de la cabeza), y no responden a los medicamentos.

Dolores de cabeza (cefaleas) secundarios

Los dolores de cabeza secundarios, aquellos que ocurren como resultado de otra condición médica, incluyen los dolores de cabeza sinusales, dolores de cabeza hormonales, dolores de cabeza crónicos progresivos o dolores de cabeza como resultado de un trauma o heridas internas en la cabeza (post-traumático), o alguna condición más severa como un tumor.

  • Dolor de cabeza sinusal – son dolores de cabeza asociados con un dolor profundo y constante en los pómulos, frente, o caballete (puente de la nariz). El dolor se suele intensificar con los movimientos repentinos de la cabeza o cuando se hacen esfuerzos, y suele ocurrir a la vez de otros síntomas sinusales como descarga nasal, mal sabor de boca, sensación de oídos tapados o taponados, fiebre, hinchazón facial y dolor de los senos nasales.
  • Dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos - los dolores de cabeza que ocurren como resultado del uso excesivo de medicamentos bien sean analgésicos sin necesidad de receta médica o analgésicos con necesidad de receta médica como los opiáceos y pastillas hipnóticas sedativas diseñadas para el manejo de los dolores de cabeza (remedios para el dolor de cabeza que contienen butalbital). Este es el dolor de cabeza crónico más común que se tratar en centros especializados para el dolor de cabeza y se suele llamar dolor de cabeza “transformado”. Los dolores de cabeza tipo tensión o las migrañas que son intermitentes pueden transformarse en un dolor de cabeza crónico debido al “uso excesivo” de los medicamentos. Estos dolores de cabeza también pueden ocurrir sin el uso excesivo de analgésicos. Se piensa que mundialmente el 4% de la población tiene dolores de cabeza diarios crónicos de algún tipo, y un buen porcentaje de esta población incluye dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

¿Los dolores de cabeza son hereditarios?

Sí, los dolores de cabeza, en especial las migrañas, tienen tendencia a ser hereditarias. Los niños que sufren de migrañas suelen tener por lo menos uno de los padres que también sufre de migrañas. Otros factores que pueden provocar los dolores de cabeza son factores medioambientales específicos de la casa familiar, como:

  • contacto con humo de segunda mano del tabaco,
  • olores fuertes de productos químicos para limpiar en casa o perfumes,
  • contacto con ciertos alérgenos,
  • el comer ciertos alimentos.

El estrés, la polución, el ruido, la luz, y los cambios en el tiempo son otros de los factores medioambientales que pueden provocarles dolores de cabeza a algunas personas.

La gente que padece migrañas puede heredar algunas anormalidades en ciertas zonas del cerebro, y también pueden heredar la tendencia a que ciertos elementos como la fatiga, las luces fuertes, los cambios de temperatura etc., provoquen dichas migrañas.

¿Qué causa los dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza se producen como resultado de una interacción entre el cerebro, los vasos sanguíneos y los nervios circundantes. Durante un dolor de cabeza, se activan ciertos nervios de los vasos sanguíneos y de los músculos de la cabeza y como resultado mandan señales de dolor al cerebro. Lo que no está claro ni se sabe es el porqué se activan estas señales.

El generador o “centro del dolor” de la migraña se encuentra en la zona media del cerebro. Una migraña empieza cuando las células nerviosas hiperactivas mandan impulsos a los vasos sanguíneos, Esto causa la emisión de prostaglandina, seratonina y otras sustancias inflamatorias que causan que los vasos sanguíneos cerca de las terminaciones nerviosas se hinchen y por lo tanto sean dolorosas.

Los dolores de cabeza repentinos (de aparición o comienzo agudo) suelen ser causados por alguna enfermedad, infección, resfriado o fiebre. Otras enfermedades que pueden causar un dolor de cabeza agudo incluyen la sinusitis (inflamación de los senos nasales), faringitis (inflamación o infección de la garganta), u otitis (infección de oído o inflamación de oído).

En algunos casos los dolores de cabeza pueden ser el resultado de un golpe a la cabeza (trauma) o, en raras ocasiones, una señal de alguna condición médica más grave o seria.

Algunas de las causas comunes de los dolores de cabeza de tipo tensión o migrañas incluyen:

  • estrés emocional relacionado con la familia o amigos, el trabajo o la escuela
  • uso de alcohol
  • saltarse comidas
  • cambios en los patrones normales de sueño
  • uso excesivo de medicamentos
  • tensión
  • depresión

Otras causas para los dolores de cabeza incluyen esfuerzos oculares, esfuerzos del cuello o la espalda causados por una mala postura.

Cuando los dolores de cabeza se vuelven progresivos y empiezan a ocurrir junto con otros síntomas neurológicos, pueden ser la señal de que hay una enfermedad en el cerebro, como por ejemplo:

  • hidrocéfalos (acumulación anormal de fluido en el cerebro)
  • meningitis (una infección o inflamación de la membrana que recubre el cerebro y la espina dorsal)
  • encefalitis (infección/inflamación del cerebro)
  • hemorragia (en el cerebro)
  • tumores
  • coágulos de sangre en la superficie del cerebro
  • trauma cerebral
  • abscesos
  • toxinas (una exposición demasiado prolongada a algunos elementos químicos, incluyendo los de ciertos medicamentos)

¿Cómo se evalúan y diagnostican los dolores de cabeza?

Para aquellas personas que sufren dolores de cabeza las buenas noticias son que una vez que se hace un correcto diagnóstico del dolor de cabeza, se puede comenzar un plan efectivo para el tratamiento. Si tienes síntomas de dolor de cabeza, el primer paso es ir a tu médico primario o de familia. Él o ella te harán un examen físico completo y una evaluación del dolor de cabeza. Durante la evaluación del dolor de cabeza, te preguntarán el historial de tus dolores de cabeza y también evaluarán la descripción que les des de tus dolores de cabeza. Te pedirán que describas los síntomas del dolor de cabeza y sus características tan precisamente y detalladamente como puedas.

Una evaluación del dolor de cabeza puede incluir pruebas como un escáner TAC (tomografía axial computarizada, CT por sus siglas en inglés) o una resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) si los médicos sospechan que pueda ser una enfermedad estructural del sistema nervioso central. Estas dos pruebas producen imágenes en corte transversal del cerebro y pueden revelar las áreas anormales o problemáticas. Hacer rayos X del cráneo no ayuda. Una prueba de electroencefalograma (EEG por sus siglas en inglés) también es innecesaria a menos que hayas perdido el conocimiento (desmayo) cuando tenías el dolor de cabeza.

Si los síntomas del dolor de cabeza empeoran o se hacen más frecuentes a pesar del tratamiento, pídele a tu médico que te refiera a un especialista. Tu médico de familia debe de poder darte los nombres de médicos especializados en dolores de cabeza.

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza?

Tu médico de familia puede recomendar que intentes diferentes tipos de tratamiento, o puede que recomiende que te hagan más pruebas, o te puede referir a un médico especializado en dolores de cabeza. Debes de establecer un periodo de tiempo adecuado con tu médico de familia en el que quieras que evalúe los síntomas de tus dolores de cabeza.

El tratamiento apropiado dependerá de varios factores, incluyendo el tipo y frecuencia de dolor de cabeza y sus causas. No todos los dolores de cabeza requieren atención médica. El tratamiento puede incluir educación, terapia, manejo del estrés, biofeedback, y medicinas. El tratamiento que te receten será creado para tus necesidades específicas.

  • La educación sobre dolores de cabeza incluye la identificación y anotación de las causas de tu dolor de cabeza, como por ejemplo la falta de sueño, no comer a horas fijas cada cierto tiempo, comer ciertos alimentos o productos aditivos, cafeína, el medio ambiente, el nivel de estrés. Evitar las causas del dolor de cabeza es un paso importante para tratar con éxito los dolores de cabeza.
  • Terapia: puede tomar varias formas como sesiones particulares uno a uno con el psicólogo, o sesiones de grupo, o grupos de apoyo. Todos estas formas pueden ayudarte a identificar las causas de tus dolores de cabeza y enseñarte técnicas útiles para manejarlos.
  • Manejo del estrés: para tratar los dolores de cabeza con éxito es importante que identifiques las causas que hacen que los dolores de cabeza comiencen. Una vez hecho esto puedes aprender maneras de manejar o eliminar las actividades o eventos estresantes. Las técnicas de relajación ayudan a manejar el estrés e incluyen ejercicios de respiración profunda, relajación muscular progresiva, relajación por medio de imágenes mentales, o relajación por medio de música. Pídele a tu médico de familia más información sobre estas técnicas.
  • Biofeedback: el equipo que se usa para el biofeedback incluye unos sensores que se conectan a tu cuerpo para monitorizar las respuestas físicas involuntarias de tu cuerpo, (como por ejemplo el ritmo de tus respiraciones, tu pulso, tu ritmo cardiaco, tu temperatura, tu tensión muscular, o tu actividad cerebral,) a los dolores de cabeza. Al aprender a reconocer estas reacciones físicas y cómo responde tu cuero a las situaciones estresantes, el biofeedback te puede ayudar a aprender a eliminar y controlar la tensión que causa los dolores de cabeza.
  • Medicamentos: Hay tres tipos de medicamentos para los dolores de cabeza que incluyen: medicamentos que alivian los síntomas, abortivos, y preventivos.

¿Qué pasa una vez que comience el tratamiento?

Cuando tu médico comience un programa de tratamiento, anota los resultados y cómo está funcionando el tratamiento. Mantén las citas con tu médico para que pueda monitorizar el progreso y hacer cualquier cambio que considere necesario en el tratamiento. Llevar un diario para los dolores de cabeza puede ser de mucha ayuda para medir el progreso, o la falta de progreso.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2021

Index#s9639


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2021