Cleveland Clinic Logo
Hipertensión Portal

Hipertensión Portal

La hipertensión portal es un aumento de la presión en la vena porta (la vena que lleva la sangre desde los órganos del sistema digestivo al hígado). El aumento de la presión lo causa un bloqueo del flujo sanguíneo a través del hígado.

Un aumento de la presión en la vena porta causa que se desarrolle un agrandamiento de las venas (varices) a través del esófago hasta el estómago para ir alrededor del bloqueo. Las varices se vuelven frágiles y pueden sangrar fácilmente.

¿Qué causa la hipertensión portal?

La causa más común de la hipertensión portal es la cirrosis, o cicatrización del hígado. La cirrosis es resultado de la curación de una lesión del hígado causada por la hepatitis, el abuso de alcohol, u otras causas de daño al hígado. En la cirrosis, el tejido cicatrizante bloquea el flujo de la sangre por el hígado y ralentiza sus funciones de procesamiento.

La trombosis, o un coágulo de sangre que se desarrolle en la vena porta, también pueden causar hipertensión portal.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión portal?

El comienzo de la hipertensión portal no tiene porqué estar asociado siempre con síntomas específicos que identifiquen lo que está pasando en el hígado. Pero si tienes enfermedad del hígado que lleve a cirrosis, las posibilidades de desarrollar hipertensión portal son altas.

Los síntomas principales y complicaciones de la hipertensión portal incluyen:

  • Hemorragia gastrointestinal; heces negras, como alquitrán, o sangre en las heces; o vómitos con sangre debido a una ruptura espontánea y hemorragia de las varices.
  • Ascitis, una acumulación de líquido en el abdomen.
  • Encefalopatía, confusión y falta de memoria causadas por un mal funcionamiento del hígado y el desvío del flujo sanguíneo del hígado.
  • Niveles reducidos de plaquetas o disminución de glóbulos blancos.

¿Cómo se diagnostica la hipertensión portal?

Se puede confirmar que tienes hemorragia de las varices por examen endoscópico, estudios de rayos-X, y pruebas de laboratorio. Se necesita más tratamiento para reducir el riesgo de hemorragias recurrentes.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la hipertensión portal?

Los efectos de la hipertensión portal se pueden manejar a través de la dieta, medicamentos, terapia endoscópica, cirugía, o radiología. Una vez que se ha estabilizado el episodio de la hemorragia, se receta un tratamiento en base a la severidad de los síntomas y a lo bien que esté funcionando tu hígado.

Primer nivel de tratamiento

Al principio cuando te acaban de diagnosticar con hemorragia de las varices, te pueden tratar con terapia endoscópica o medicamentos. Los cambios en la dieta y en tu modo de vida también son importantes.

La terapia endoscópica consiste en la escleroterapia o ligadura. La escleroterapia es un procedimiento que hace un gastroenterólogo en la cual se inyecta una solución en las varices con hemorragia para parar o controlar el riesgo de hemorragia. La ligadura es un procedimiento en el que un gastroenterólogo usa bandas o gomas elásticas para bloquear el suministro de sangre a cada variz (vena agrandada).

Se pueden recetar medicamentos como los bloqueadores betas o nitratos, solos o en combinación con la terapia endoscópica para reducir la presión en tus varices y reducir más el riesgo de hemorragias recurrentes.

Se pueden recetar medicamentos como propranolol e isosorbide para disminuir la presión en la vena porta y reducir el riesgo de hemorragias recurrentes.

La droga lactulosa puede ayudar a tratar la confusión y otros cambios mentales asociados con la encefalopatía. Este medicamento tiene la capacidad de aumentar la cantidad de defecaciones que tengas al día.

Cambios dietarios y de estilo de vida

Mantener buenos hábitos nutricionales y un estilo de vida saludable ayudará a que tengas un buen funcionamiento del hígado. Algunas de las cosas que puedes hacer para mejorar el funcionamiento del hígado incluyen las siguientes:

  • No uses alcohol o drogas de la calle
  • No tomes ningún medicamento con o sin receta médica sin antes consultar a tu médico o enfermera. Algunos medicamentos pueden hacer que la enfermedad del hígado empeore, y pueden interferir con los efectos positivos de tus otros medicamentos que estás tomando con receta médica.
  • Sigue las pautas dietéticas que te ha dado tu médico o enfermera.
  • Sigue una dieta baja en sodio (sal). Puede que te pidan que consumas no más de 2 gramos de sodio al día. Reducir la cantidad de proteínas que tomas es necesario solo si la confusión es uno de los síntomas. Tu dietista te ayudará a crear un plan de comidas que te ayude a seguir estas pautas dietéticas.

Segundo nivel de tratamiento

Si el primer nivel de tratamiento no controla con éxito la hemorragia de las varices, puede que necesites uno de los siguientes procedimientos de decompresión para reducir la presión en estas venas.

  • Derivación portosistémica intrahepática transyugular (TIPS por sus siglas en inglés), un procedimiento radiológico en el que se pone un stent (un aparato tubular) en el medio del hígado.
  • Derivación esplenorrenal distal (DSRS por sus siglas en inglés), un procedimiento quirúrgico que conecta la vena esplénica con el riñón izquierdo para reducir la presión en tus varices y controlar la hemorragia.

¿Qué pruebas se necesitan hacer antes de hacer los procedimientos de TIPS y la DSRS?

Antes de cualquiera de estos procedimientos, te harán las siguientes pruebas para ver el alcance y la severidad de tu hipertensión portal:

  • Evaluación de tu historial médico
  • Un examen físico
  • Pruebas de sangre
  • Angiograma
  • Ultrasonido
  • Endoscopia

Antes de hacer los procedimientos TIPS o DSRS, tu médico puede pedirte que te hagas unas pruebas pre-operatorias, que pueden incluir un electrocardiograma (también llamado EKG por sus siglas en inglés), unos rayos-X, o más pruebas de sangre. Si tu médico piensa que necesitarás ciertos productos hemáticos (como plasma), los pedirán en este momento.

Más información acerca del procedimiento TIPS

Durante el procedimiento TIPS, un radiólogo hace un túnel a través del hígado con una aguja, conectando así la vena porta (la vena que lleva la sangre desde los órganos digestivos al hígado) a una de las venas hepáticas (las tres venas que llevan sangre desde el hígado). Se pone un stent de metal en este túnel para que se quede abierto.

El procedimiento TIPS desvía la sangre del hígado y reduce la presión en todas las venas anormales, no sólo en el estómago y el esófago, pero también en los intestinos y el hígado.

El procedimiento TIPS no es un procedimiento quirúrgico. El radiólogo lo hace en los vasos sanguíneos bajo la guía de los rayos-X. El procedimiento dura de 1 a 3 horas. Debes de pensar que puedes estar en el hospital de 1 a 2 días después del procedimiento.

El procedimiento TIPS controla la hemorragia inmediatamente en más del 90 por ciento de los pacientes. Sin embargo, en alrededor del 30 por ciento de los pacientes, el shunt o derivación puede estrecharse, causando que las varices sangren de nuevo más adelante.

Posibles complicaciones del procedimiento TIPS

El estrechamiento u oclusión (bloqueo) de las derivaciones puede ocurrir en cualquier momento después del procedimiento, y con más frecuencia durante el primer año. Se suelen hacer ultrasonidos de seguimiento frecuentemente después del procedimiento TIPS para poder detectar estas complicaciones. Las señales de oclusión incluyen un aumento de aumento de ascitis o hemorragia recurrente. Esta condición se puede tratar por un radiólogo que vuelve a ensanchar la derivación con un globo o repite el procedimiento para poner un stent nuevo.

Otra posible complicación es la encefalopatía, o cambios mentales causados por una función anormal del cerebro que ocurren con enfermedad grave del hígado. La encefalopatía puede ser peor cuando el flujo de sangre al hígado se reduce debido a TIPS, lo que puede resultar en que sustancias tóxicas lleguen al cerebro sin que sean metabolizadas antes por el hígado. Esta condición se puede tratar con medicamentos, dieta o recolocando la derivación (shunt).

Más acerca del procedimiento DSRS

La DSRS es un procedimiento quirúrgico. Durante la cirugía, la vena del bazo (llamada vena esplénica) se desata de la vena porta y se ata a la vena del riñón (renal) izquierdo. Esta cirugía reduce de manera selectiva la presión a tus varices y controla la hemorragia.

Antes de la cirugía se te administrará anestesia general. La cirugía dura cerca de 4 horas. Planea quedarte en el hospital de 7 a 10 días.

La DSRS controla la hemorragia en más del 90 por ciento de los pacientes; el mayor riesgo de hemorragia recurrente es durante el primer mes. Sin embargo, el procedimiento de DSRS proporciona un buen control a largo plazo de la hemorragia.

Una complicación posible de la cirugía de DSRS es la ascitis, o acumulación de líquido en el abdomen. Esto se puede tratar con diuréticos y restringiendo el consumo de sodio.

Cuidados de seguimiento después de los procedimientos de TIPS o DSRS

Los cuidados de seguimiento médicos pueden ser diferentes de hospital a hospital. Las siguientes son algunas pautas generales para la planificación de cuidados de seguimiento:

  • Diez días después de que te den el alta en el hospital, necesitarás hacer una cita con el cirujano o hepatólogo y la enfermera que coordina todo para evaluar tu progreso. Te harán pruebas de sangre.
  • Seis semanas después del procedimiento TIPS (y luego otra vez 3 meses después del procedimiento), te harán un ultrasonido para que tu médico pueda ver si la derivación (shunt) está funcionando debidamente. Te harán un angiograma tan solo si el ultrasonido indica que hay algún problema. En estas cotas también te harán pruebas de sangre y visitarás al cirujano o hepatólogo y enfermera coordinadora.
  • Seis semanas después del procedimiento DSRS (y luego también 3 meses después del procedimiento), necesitarás hacer una cita con el cirujano y enfermera coordinadora para evaluar tu progreso. Te harán análisis de sangre en esta cita.
  • Seis meses después de los procedimientos TIPS y DSRS, te harán un ultrasonido para asegurarse de que la derivación (shunt) está funcionando correctamente. También visitarás al cirujano o hepatólogo y a la enfermera coordinadora para evaluar tu progreso. En esta cita también te harán análisis de sangre y una prueba de la función de galactosa del hígado.
  • Doce meses después de cada procedimiento, te harán otro ultrasonido de la derivación. También te harán un angiograma para que tu médico pueda ver la presión de tus venas en la derivación. Visitarás a tu cirujano hepatólogo y la enfermera coordinadora. También te harán análisis de sangre y una prueba de la función de galactosa del hígado.

Si la derivación está funcionando bien, tendrás que hacerte un ultrasonido y análisis y tendrás una cita con tu médico y enfermera coordinadora cada 6 meses después de la cita del primer año.

Puede que sean necesarias visitas de seguimiento más recuentes, dependiendo de tu condición.

Ve a todas tus citas de seguimiento para asegurarte que la derivación (shunt) está funcionando bien. Asegúrate de seguir las recomendaciones de la dieta que te ha dado tu médico.

Otros procedimientos de tratamiento

  • El trasplante de hígado se hace en casos de etapa final de enfermedad del hígado.
  • La desvacularización es un procedimiento quirúrgico que elimina la hemorragia de las varices. Este procedimiento se hace cuando no es posible hacer un TIPS o derivación quirúrgica o si estos no han controlado las hemorragias.
  • A veces hace falta eliminar directamente la acumulación de líquido en el abdomen (llamada ascitis). Este procedimiento se llama paracentesis.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2022

index#s4912


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2022