Cleveland Clinic Logo
Las Hemorroides

Las Hemorroides

Las hemorroides son unas venas cubiertas con el revestimiento del canal anal que se encuentra alrededor del ano. Las hemorroides pueden ser externas, internas o una combinación de ambas (interno-externa). Las hemorroides externas pueden estar formadas sólo de piel o de piel con una vena debajo. Las hemorroides internas son venas dilatadas que sobresalen en el interior cuando son pequeñas o a veces se expanden hacia el exterior del ano después de defecar; también pueden estar presentes en el exterior todo el tiempo.

Las hemorroides no suelen ser dolorosas. Las pequeñas hemorroides no se pueden ver pero pueden sangrar después de una defecación dura/de hacer esfuerzo o de tener defecaciones demasiado frecuentes. Las hemorroides que sobresalen después de una defecación a menudo vuelven a su lugar normal de manera espontánea. Ocasionalmete hay que empujarlas de manera manual a su sitio. Las hemorroides que sobresalen y no vuelven dentro a su sitio pueden volverse grandes y formar coágulos; estas se llaman hemorroides prolapsadas trombosadas.

Las hemorroides externas también pueden formar un coágulo y esto puede ser muy doloroso; esto se llama una hemorroide externa trombosada.

Ciertas enfermedades pueden causar que las hemorroides internas sobresalgan, se irriten, y sangren, incluyendo:

  • Trauma durante el parto
  • El peso adicional del embarazo
  • La obesidad
  • El estreñimiento crónico con esfuerzos
  • Las relaciones sexuales anales
¿Cuales son los síntomas de las hemorroides internas?
  • El síntoma más común es la hemorragia rectal no dolorosa en el papel higiénico o en la taza del inodoro.
  • Puede haber dolor con las hemorroides trombosadas o las hemorroides que de repente no pueden reposicionarse en el canal anal.
  • Otro síntoma es que las hemorroides sobresalgan después de una defecación; las hemorroides o vuelven a su lugar de manera espontánea o debe de ser empujadas a su sitio de manera manual.
¿Cuales son los síntomas de las hemorroides externas?
  • Un bulto con apariencia de racimo de uvas en el ano
  • Picazón y dolor en el ano o alrededor del mismo
  • Sangre en la ropa interior, papel higiénico, la parte exterior de la deposición o en la taza del inodoro
¿Qué causa las hemorroides?

La presión y el hacer esfuerzo contínuo es lo que causa las hemorroides, y esto puede estar causado por:

  • Hacer esfuerzo al defecar
  • Estreñimiento frecuente (defecaciones duras o difíciles)
  • Diarrea (defecaciones frecuentes, sueltas, o aguadas)
  • Embarazo (especialmente en el tercer trimestre)
  • Cirrosis del hígado (puede causar encharcamiento de la sangre en los vasos sanguíneos alrededor del recto)
¿Cómo se diagnostican las hemorroides?

Normalmente, es importante dar una buena explicación de tus síntomas a tu médico. En un examen físico, las hemorroides externas y las portuberantes pueden ser visibles.

Cuando las hemorroides no son visibles más allá del ano, tu médico examinará el interior del canal del ano usando un instrumento con luz que se llama anoscopio.

A menudo, tu médico recomendará un examen físico detallado de tu colon sigmoide y de tu recto usando un endoscopio con luz (un procedimiento llamado sigmodocospio flexible) para asegurar que no hay ninguna enfermedad inflamatoria como la enfermedad de Crohn o una colitis ulcerosa o cáncer.

¿Cómo puedo aliviar el dolor agudo?
  • Toma baños de remojo templados ( baños sitz). Siéntate en agua templada durante 10 minutos varias veces al día.
  • Usa una crema para hemorroides, o usa un supositorio. Sigue las instrucciones del paquete.
  • No hagas esfuerzos cuando defeques.
  • Mantén tus deposiciones/ heces blandas.
  • Visita a tu médico.
¿Cómo puedo aliviar el estreñimiento?
  • Aumenta la cantidad de fibra que consumes en tu dieta. Algunas fuentes buenas de fibra son las frutas, los vegetales, y los alimentos integrales. Se recomienda que tomes de cinco a diez porciones de frutas y vegetales al día. Los suplementos de fibra pueden ayudarte – algunos ejemplos pueden ser Metamucil® y Citrucel®.
  • Usa los laxativos sin necesidad de receta médica y los reblandecedores de las heces con moderación. Los reblandecedores de heces como Colace® son relativamente seguros, pero el uso prolongado de laxantes osmóticos o estimulates puede que no lo sea.
  • Haz ejercicio regularmente. Incluso andar regularmente ayuda a mejorar el flujo normal de material a través del intestino.
  • Defeca cuando tengas ganas. Justo después de una comida el cuerpo tendrá unas ganas naturales de defecar. Ese es un buen momento para planear una visita al servicio.
¿Cómo puedo prevenir las hemorroides?

La mejor forma de prevenir las hemorroides es manteniendo las defecaciones regulares y las heces blandas. Prueba alguno de los consejos dados anterioremente para aliviar el estreñimiento. Así mismo, evita estar de pie, sentado o levantando cargas pesadas durante periodos prolongados, así como la tos crónica, hacer esfuerzos al defecar, y limpiarse agresivamente.

¿Cómo se tratan las hemorroides?
  • Las hemorragias rectales ocasionales se pueden controlar manteniendo las heces regulares y blandas.
  • Es esencial pasar un examen físico para descartar otras causas de la hemorragia.
  • Las hemorroides dolorosas se pueden tratar con: baños de agua templada varias veces al día en agua normal durante 10 minutos.

En algunos casos, se debe de tratar las hemorroides mediante una operación quirúrgica. La cirugía se usa para reducir o extirpar (cortar) el tejido de la hemorroide.

Se pueden usar un número de métodos diferentes para quitar o reducir el tamaño de las hemorroides internas. Estas técnicas inlcuyen:

  • Ligadura con bandas elásticas – Se coloca una banda elástica alrededor d ela base de la hemorroide dentro del recto. La banda elástica corta la circulación, causando que la hemorroide se atrofie en unos días. Esto se puede hacer en la oficina médica y no necesita anestesia.
  • La escleroterapia – se inyecta una solución química alrededor de los vasos sanguíneos para reducir la hemorroide. Este procedimiento no se hace rutinariamente para las hemorroides.
  • Coagulación infrarroja – Se usa un aparato especial para quemar el tejido de la hemorroide. Con este método se pueden ttratar las pequeñas hemorroides.
  • Porcedimiento para las hemorroides prolapsadas (PPH, procedimiento para prolapso y hemorroides) – Esto se hace para las hemorroides que salen del canal anal. Se hace bajo anestesia y usa un aparato para fijar las hemorroides en su posición original.
  • Ligadura de la arteria hemorroidal – este procedimiento se puede hacer para diferentes grados de hemorroides y se usa una sonda Doppler para identificar y atar los vasos sanguíneos que van a la hemorroide, con lo que la hemorroide se reduce de tamaño.
  • Hemorroidectomía – Ocasionalmente, se puede necesitar que extirpen quirúrgicamente las hemorroides grandes o severas, tanto internas como externas, por un procedimiento llamado hemorroidectomía. Este procedimiento consiste en la escisión de la hemorroide y la piel que la cubre.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2014

index#s4242


The Cleveland Clinic
Center for Consumer Health Information
216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
healthl@ccf.org
©The Cleveland Clinic 2014