Cleveland Clinic Logo
Glaucoma

Glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es un grupo de enfermedades que tiene una característica en común: el daño progresivo (que aumenta) al nervio de la visión (nervio óptico) que conecta el globo ocular al cerebro. Este daño se reconoce por una pérdida del tejido del nervio óptico en un patrón específico llamado “ahuecamiento”, y por puntos muertos y puntos borrosos en la visión periférica (lateral). Aunque el glaucoma avanzado puede llevar a una visión borrosa o tenue permanente, o incluso ceguera, las fases tempranas y moderadas del glaucoma generalmente no tienen síntomas.

En muchos casos, no sabemos con precisión qué causa el glaucoma. Sin embargo, el aumento de la presión en el ojo es el factor de riesgo más común para desarrollar glaucoma. La presión viene cuando el líquido claro que hay en el ojo, llamado humor acuoso, no drena de manera apropiada.

Normalmente el líquido ayuda a nutrir el ojo, y fluye dentro y fuera del mismo a través de un canal con forma de red. En la gente que tiene alta presión del ojo, el líquido no drena de manera apropiada y la presión en el ojo aumenta.

Sin embargo, es posible desarrollar glaucoma aunque la presión en el ojo sea normal. Hoy en día, el tratamiento en para el glaucoma está dirigido a bajar la presión en el ojo, incluso si es “normal.”

El tratamiento para el glaucoma no devuelve la visión que ya se ha perdido. Pero el tratamiento puede prevenir que haya mayor pérdida de visión. Esta es la razón por la que son muy importantes las exploraciones rutinarias y el descubrir el glaucoma pronto.

¿Cuáles son los diferentes tipos de glaucoma?

Hay dos tipos principales de glaucoma que se encuentran en adultos:

  • El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común de glaucoma, y se encuentra aproximadamente en el 90 por ciento de los pacientes que sufren de glaucoma en los Estados Unidos. En el glaucoma de ángulo abierto, las estructuras del ojo parecen normales, pero el líquido no drena debidamente, probablemente debido a los cambios en y a través del conducto de drenaje. Este tipo de glaucoma no da señales de aviso al comienzo y puede estar presente sin detectar durante años.
  • El glaucoma crónico o agudo de ángulo cerrado se encuentra en el 10 por ciento de todos los casos de glaucoma de este país. En este, el conducto normal de drenaje del ojo se estrecha y más adelante se bloquea.

Si cualquiera de los dos tipos de glaucoma se diagnostica lo suficientemente pronto, se puede usar un simple tratamiento con láser para mejorar el drenaje.

¿Quién tiene más probabilidades de contraer glaucoma?

El glaucoma se encuentra más a menudo en las personas de más de 35 años de edad. Tienes más probabilidades de contraer glaucoma si:

  • Eres de ascendencia afro-americano;
  • Tienes familiares que han tenido glaucoma;
  • Tienes diabetes;
  • Has tenido una lesión seria en el ojo en el pasado;
  • Tomas medicamentos con corticoesteroides (ej: prednisona)

El glaucoma suele estar presente en ambos ojos, aunque uno de los ojos suele estar más afectado que el otro.

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

La mayoría de los pacientes con glaucoma no notan ningún síntoma al principio, hasta que pierden parte de su visión periférica (de los lados). Normalmente este hecho no lo reconoce el paciente hasta que la enfermedad ha progresado.

Cuando hay otros síntomas presentes estos pueden incluir:

  • Dolor en el ojo (si tienes un dolor repentino, un dolor severo en el ojo, dolor de cabeza y la visión borrosa, tu presión interna en el ojo puede ser muy alta. Debes de llamar a tu oftalmólogo o ir a urgencias inmediatamente.)
  • Rojez en el ojo
  • La visión nebulosa o borrosa en uno o los dos ojos
  • Ver aureolas alrededor de las luces
  • Se estrecha el campo de visión (visión de túnel)

Si no tengo ningún síntoma reconocible, ¿cómo puedo saber si tengo glaucoma?

Tu oftalmólogo (médico de los ojos) hará revisiones de tus ojos con regularidad y será capaz de decirte si sufres de glaucoma.

Las pruebas de glaucoma son indoloras y toman muy poco tiempo. El oftalmólogo usa un instrumento llamado tonómetro para medir la presión en tus ojos. Él o ella también usará un oftalmoscopio y otros instrumentos para examinar el interior de tus ojos y detectar cualquier daño en el nervio óptico.

Si es indicado, tu oftalmólogo también examinará tu campo visual (el alcance en el que ves claramente), incluyendo tu visión periférica, y puede tomar unas imágenes especiales, como la tomografía de coherencia óptica, del nervio en la parte posterior del ojo.

¿Cómo se trata el glaucoma?

El objetivo del tratamiento del glaucoma es prevenir cualquier pérdida de visión futura mediante el control de la presión en el ojo – parecido a controlar la presión sanguínea para prevenir una apoplejía. Hay varias maneras en las que se puede tratar el glaucoma con éxito:

  • Los medicamentos, en forma de gotas para el ojo o píldoras, bajan la presión al reducir la cantidad de líquido que se produce en el ojo y aumentar el drenaje. Se pueden usar una o varias medicinas al mismo tiempo.
  • La terapia con láser, se hace sin necesidad de ingresar al paciente, se usa para reducir la presión del ojo. Un procedimiento llamado trabeculoplastia con láser mejora el drenaje del líquido en los pacientes con glaucoma de ángulo abierto. La gente que tiene glaucoma de ángulo cerrado normalmente necesita un tratamiento llamado láser iridotomía, que crea una apertura minúscula en el iris (la parte del ojo que es de color), dejando que el ángulo de drenaje se abra.
  • A veces se puede necesitar un procedimiento quirúrgico para crear un segundo canal de drenaje en el ojo para suplementar su canal de drenaje natural. Este procedimiento se suele hacer sin necesidad de ingresar al paciente (paciente ambulatorio) y usando anestesia local, y puede ayudar al paciente a reducir o eliminar los medicamentos para el glaucoma.
  • Para los casos más avanzados, un implante de drenaje artificial para el glaucoma puede ayudar a disminuir la presión. El implante ayuda a drenar el exceso de líquido, que luego es absorbido por el cuerpo.

Tengo glaucoma y cataratas. ¿Qué se puede hacer para ayudarme?

Una catarata es una nubosidad en la lente del ojo que previene entrar a la luz. Debido a que mucha gente desarrolla cataratas a medida que se hacen mayores, mucha gente que sufre de glaucoma también tiene cataratas. Los dos problemas se pueden tratar en muchos de los pacientes usando un solo procedimiento combinado. La visión se restablece más rápidamente, y no se suele necesitar hacer más operaciones quirúrgicas.

¿Se puede curar la pérdida de visión o ceguera que haya causado el glaucoma?

Desgraciadamente, no. Los tratamientos no pueden devolver la visión que se haya perdido como resultado de sufrir glaucoma. Pero los tratamientos pueden parar cualquier pérdida de visión futura. Visita a tu oftalmólogo para hacerte revisiones normales de los ojos y exploraciones para detectar el glaucoma.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2016

Index#s4212


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2016