Cleveland Clinic Logo
Tumores carcinoides de los Pulmones

Tumores carcinoides de los Pulmones

¿Qué es un tumor carcinoide pulmonar?

Un tumor carcinoide pulmonar es un tipo de tumor cancerígeno formado por células neuroendocrinas. Estas células se encuentran por todo el cuerpo, incluyendo los pulmones. Son parecidas a las células endocrinas porque las dos producen hormonas o sustancias parecidas a las hormonas. De otra manera, se parecen a las neuronas o células nerviosas porque las dos secretan neurotransmisores.  A veces las células neuroendocrinas crecen demasiado rápido y forman pequeños tumores o masas conocidas como tumores carcinoides. Los tumores carcinoides se pueden formar en otros órganos del cuerpo además de en los pulmones. De hecho, solo cerca de 3 de cada 10 tumores carcinoides se encuentran en los pulmones. Los tumores carcinoides pulmonares tienden a crecer despacio.

Hay dos tipos de tumores carcinoides pulmonares: típicos y atípicos.

  • Los carcinoides típicos son 9 de cada 10 carcinoides pulmonares. Crecen despacio y rara vez se extienden más allá de los pulmones.
  • Los carcinoides atípicos son mucho más raros que los carcinoides pulmonares típicos. Crecen algo más rápido que los carcinoides típicos. Hay más posibilidades que se extiendan (metástasis) más allá de los pulmones. Cuando los miras con un miscroscopio, un carcinoide atípico tiene más células en proceso de división de lo que se ve en un tumor carcinoide típico.

Otra forma de clasificar los tumores carcinoides pulmonares es mediante su localización. Los carcinoides centrales se encuentran en las paredes de las vías respiratorias grandes cerca de la mitad de los pulmones. Los carcinoides periféricos se forman más cerca de los bordes de los pulmones en los conductos más estrechos. Tanto los carcinoides centrales como los periféricos normalmente son carcinoides típicos.

¿Qué causa los tumores carcinoides pulmonares?

La causa de los tumores carcinoides pulmonares todavía no está clara. No parece que esté relacionado con fumar, con los contaminantes del aire, u otros productos químicos. Sin embargo, hay factores que pueden poner a algunas personas en más riesgo. Los carcinoides pulmonares tienen más probabilidad de desarrollarse en gente blanca que en gente de otras razas y tienden a estar presentes más en mujeres que en hombres. La gente que sufre de una rara enfermedad heredada llamada neoplasia endocrina múltiple de tipo 1 (MEN1 por sus siglas en inglés) tienen algo más de riesgo de tener carcinoides pulmonares.

¿Cómo de comunes son los tumores carcinoides pulmonares?

Los tumores carcinoides son bastante raros, forman solo del 1% al 2% de todos los canceres de pulmones. Se diagnostican cerca de 4,500 nuevos casos de tumores carcinoides pulmonares en Los Estados Unidos cada año. Los tumores carcinoides tienen más probabilidades de desarrollarse en el sistema digestivo que en los pulmones.

¿Cuáles son los síntomas de los tumores carcinoides pulmonares?

Alrededor del 25% o más de la gente con tumores carcinoides pulmonares no tienen ningún síntoma. A menudo este tipo de tumores se encuentran cuando el paciente va a hacerse otras pruebas diagnósticas para otra enfermedad, como rayos-X del pecho para una infección de pulmones.

Cuando hay síntomas, normalmente son tos o resuello. La tos puede producir sangre en la flema o esputo. Si el tumor es lo suficientemente grande como para bloquear el paso del aire, la persona puede desarrollar una infección llamada neumonía pos-obstructiva.

El síndrome carcinoide es una enfermedad relacionada con la sobreproducción de ciertas hormonas por las células neuroendocrinas del tumor. No es común tener síndrome carcinoide derivado de un tumor carcinoide pulmonar. Los síntomas de síndrome carcinoide incluyen:

  • Rubor facial (calor) y rojez
  • Resuello o síntomas parecidos al asma
  • Falta de aliento
  • Debilidad
  • Alta presión sanguínea
  • Aumento de peso
  • Aumento en la cantidad de pelo corporal y facial (hirsutismo)

Otras enfermedades pueden causar los mismos síntomas del síndrome carcinoide. Es importante ir a ver al médico para averiguar la verdadera causa de los síntomas.

¿Cómo se diagnostican los tumores carcinoides pulmonares?

Tu médico te preguntará acerca de tu historial médico y cualquier síntoma que tengas. Él o ella escuchará tus pulmones y revisará tu respiración. Si tu médico sospecha que hay un problema con tus pulmones, él o ella pedirá que te hagan más pruebas.

Las pruebas de imágenes incluyen rayos-X del pecho y escáneres de tomografía computerizada.

Los rayos-X del pecho pueden indicar la presencia de un tumor carcinoide pulmonar, excepto en los casos cuando el tumor es muy pequeño o está escondido detr’as de otros órganos del pecho.

Escáner de tomografía computerizada (TAC) – Si los rayos-X del pecho no son claros, se puede hacer un TAC. El TAC da imágenes que nos muestran una vista transversal de los pulmones y el pecho. Al contrario de los rayos-X, el TAC puede detectar los tumores muy pequeños y mostrar su localización exacta. También son útiles para ver si el tumor se ha extendido al hígado u otros órganos.

Dependiendo de los resultados de la prueba, tu médico puede pedir otras pruebas para averiguar si el tumor es carcinoide o cualquier otra forma de cáncer de pulmón.

Pruebas de sangre y de orina –Puede haber niveles anormales de hormonas u otras sustancias presentes en la sangre y la orina asociado con los tumores carcinoides. Las pruebas de sangre para medir los niveles de santonina o cromogranina-A pueden indicar la presencia de un carcinoide típico. Las pruebas de orina pueden medir el nivel de 5-HIAA, una serotonina metabólica. Estas pruebas son de mucha ayuda en el pequeño porcentaje de gente con tumores carcinoides pulmonares  que tienen síndrome carcinoide. En la mayoría de los casos estas pruebas serán normales.

Biopsia Una biopsia es un procedimiento en el que se quita una pequeña muestra del tumor o bulto para que se puedan examinar las células bajo el miscroscopio. Hay dos tipos de biopsias:

  • Las biopsias no quirúrgicas que se hacen en el hospital o clínica, pero no necesitan una incisión quirúrgica. Aunque te tienen que sedar antes del procedimiento, el tiempo de recuperación es mucho más corto. Probablemente podrás dejar el hospital unas horas después de que te hagan la biopsia. La forma más común de biopsia no quirúrgica para tumores carcinoides se llama broncoscopia, donde se mete una cámara flexible y delgada en las vías respiratorias permitiendo hacer la biopsia bajo visión directa.
  • Las biopsias quirúrgicas se hacen bajo anestesia y requieren hacer una incisión quirúrgica en el pecho. El tiempo de recuperación es más largo que para las biopsias no quirúrgicas.

¿Cómo se tratan los tumores carcinoides pulmonares?

El método de tratamiento dependerá del tamaño del tumor, su localización, y la salud del paciente en general. Las dos formas principales de tratamiento son la cirugía y la terapia de radiación.

Muchos de los tumores carcinoides pulmonares pueden tratarse solo con cirugía, excepto en los casos donde el tumor se ha extendido a otros órganos. En los casos en los que el tumor no se puede quitar por completo, se puede hacer una cirugía paliativa para quitar la mayoría del tumor o para aliviar los síntomas que causan el tener las vías respiratorias bloqueadas.

Los tipos principales de tratamiento quirúrgico son:

  • Resección en manguito – Esta operación quita secciones de la vía respiratoria encima y debajo del tumor además del tumor. Después las secciones de la vía respiratoria se reconectan, igual que cuando se cosen las dos partes de una manga después de haber cortado una parte.
  • Resección abierta en cuña – En los casos en los que el tumor es muy pequeño, se puede hacer un procedimiento para quitar un pequeña parte del pulmón en forma de cuña.
  • Lobectomía – Este tipo de procedimiento quirúrgico consiste en extirpar una parte del pulmón llamado lóbulo. Se puede realizar para extirpar un tumor carcinoide periférico (uno que se encuentre en el borde de los pulmones). Un lóbulo del pulmón se quita durante la lobectomía. Extirpar dos lóbulos se llama bilobectomía.
  • Neumectomía – Este procedimiento consiste en extirpar todo el pulmón.
  • Disección del nódulo linfático – A menudo, los nódulos linf’aticos cerca de los pulmones se extirpan durante las cirugías ya mencionadas para determinar si el tumor se ha extendido a estos nódulos y posiblemente para reducir el riesgo de que el tumor se extienda a otras partes del cuerpo.
Terapia de radiación

Este tipo de tratamiento usa rayos-X de alta energía u otras partículas para destruir las células cancerígenas. Normalmente, el paciente pasa por una serie de tratamientos de radiación durante un periodo de tiempo determinado. La terapia de radiación de rayos externos es normalmente el tipo de terapia de radiación que se usa para tratar los tumores carcinoides. La radiación también se puede dar por medio de pequeñas bolitas o barras que se llevan al tumor o cerca por medio de un pequeño catéter. Esto se conoce como radiación interna o braquiterapia.

Un fármaco llamado Sandostatin® (octreotida) a veces se usa para tratar el síndrome carcinoide mediante el control de la producción de hormonas.

La quimioterapia

es necesaria en los casos en que el tumor se ha extendido de los pulmones a otros órganos. La quimioterapia consiste en el uso de fármacos administrados por vía del flujo sanguíneo (intravenosa) para destruir las células cancerígenas. La quimioterapia se puede dar en el hospital o en la oficina del médico o en la clínica. Normalmente se suele dar un cierto número de tratamientos a través del tiempo.

¿Cuál es el pronóstico para los pacientes que tienen tumores carcinoides pulmonares?

El índice medio de supervivencia para la gente que ha tenido un tratamiento para tumores carcinoides típico es del 85% al 95%. La gente que ha pasado por tratamiento para carcinoides pulmonares atípicos tiene un índice de supervivencia de cinco años del 50% al 60%. Normalmente, los índices de supervivencia tienden a ser más altos para la gente con carcinoides pulmonares que no se han extendido.

Es importante hacer programar visitas de seguimiento regulares con tu médico después del tratamiento porque los tumores carcinoides pueden recurrir (volver). Por eso debes de hacer visitas de seguimiento con tu médico por lo menos durante los siguientes 10 años después del tratamiento. Si empiezas a tener síntomas inusuales, como dificultad para respirar, pérdida de peso imprevista o dolor, cuéntaselo a tu médico.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2021

Index#s14783


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2021