Cleveland Clinic Logo
Quistes y Pseudoquistes Pancreáticos

Quistes y Pseudoquistes Pancreáticos

¿Qué es el páncreas?

Tu páncreas es una glándula de 6 pulgadas localizada bajo tu hígado, entre tu estómago y tu columna. El páncreas está formado de 3 partes: la "cabeza" que está insertada en el duodeno (la parte superior del intestino delgado); un "cuerpo" aplanado y largo, y una "cola" que está conectada al bazo.

Tu páncreas hace hormonas y enzimas digestivas potentes que ayudan a manejar la glucosa sanguínea (el azúcar de la sangre). Normalmente, estas enzimas y hormonas no se vuelven activas hasta que salen del páncreas y entran a otras partes del cuerpo.

Tu páncreas también produce bicarbonatos que neutralizan los ácidos del estómago. Los ductos delgados (tubos) mueven estas secreciones hacia un ducto pancreático mayor, dirigido hacia el duodeno. El ducto biliar común también transporta bilis (una sustancia que degrada las grasas) desde su hígado y vesícula biliar a través de la cabeza del páncreas hacia su intestino delgado.

¿Qué es la pancreatitis?

La inflamación del páncreas se llama pancreatitis. La pancreatitis puede ser aguda (un ataque súbito, abrupto, y/o severo) o crónica (recurrente y/o de largo periodo de tiempo de duración). Cuando el páncreas está inflamado, las enzimas digestivas se activan estando aún dentro del páncreas, lo que puede causar que el páncreas empiece a "digerir" sus propios tejidos.

Las dos causas más comunes de pancreatitis son los cálculos biliares (bilis que se ha endurecido en forma de masas semejantes a pequeñas piedras) y el consumo de alcohol crónico en grandes cantidades. La pancreatitis también puede ser resultado de ciertas enfermedades o lesiones. Los seudoquistes pancreáticos pueden desarrollarse como una complicación seria de la pancreatitis.

¿Qué es un quiste pancreático?

Un quiste pancreático es un saco cerrado cubierto de epitelio y localizado sobre o dentro de tu páncreas. Los quistes pancreáticos contienen líquido.

Los quistes pueden variar desde seudoquistes benignos (ver debajo) a quistes malignos (cancerosos y propagándose). Hay varios tipos diferentes de quistes pancreáticos. Algunos quistes pancreáticos resultan de ciertas enfermedades raras, como la enfermedad de von Hippel-Lindau (una enfermedad genética).

¿Qué es un seudoquiste pancreático?

Un seudoquiste pancreático es un tipo de quiste que no está contenido dentro de un saco cerrado con cubierta de epitelio. En cambio, el seudoquiste se forma dentro de una cavidad o espacio dentro del páncreas y está rodeado de tejido fibroso. Los seudoquistes pancreáticos contienen líquido pancreático inflamatorio (particularmente la enzima digestiva amilasa) o materia semisólida.

Los seudoquistes pancreáticos:

  • Son problemas de salud causados por pancreatitis aguda o crónica.
  • Son causados por una interrupción en el sistema ductal pancreático.
  • Son de forma redonda u ovalada.
  • Son las lesiones quísticas pancreáticas más comunes (cerca del 75% a 80% de todas las lesiones quísticas pancreáticas).
  • Son benignos (no cancerosos).
  • Afectan aproximadamente 1 de cada 1,000 adultos por año.

¿Cuáles son los síntomas de los quistes o seudoquistes pancreáticos?

Los quistes pancreáticos, incluyendo los seudoquistes, pueden ser asintomáticos (sin síntomas evidentes) o pueden producir síntomas moderados a severos. Los síntomas pueden ocurrir de días a meses después del ataque de pancreatitis. Cuando están presentes, los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor severo, persistente en el abdomen y a veces en la espalda
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Distensión abdominal

¿Cuáles son las complicaciones de los quistes/seudoquistes pancreáticos?

Rara vez, puede haber complicaciones que pueden originarse de los quistes/seudoquistes pancreáticos, incluyendo:

  • Infección, que a veces puede llevar a abscesos pancreáticos
  • Ruptura (rompiéndose) o hemorragia (sangrado) del seudoquiste, lo que puede suceder sin aviso y puede ser mortal
  • Complicaciones biliares, que pueden ocurrir cuando un quiste de gran tamaño bloquea el ducto biliar común, causando que la piel, las membranas mucosas, y el blanco de los ojos aparezcan amarillos (ictericia obstructiva)
  • Hipertensión portal, o presión sanguínea elevada de la vena esplénica/vena porta, lo cual requiere cirugía

¿Cómo se diagnostican los quistes y seudoquistes pancreáticos?

Los seudoquistes pancreáticos pueden ser difíciles de diagnosticar pues los síntomas pueden ser similares a varias otras enfermedades. Dado que el páncreas está localizado profundamente dentro de la cavidad abdominal, los estudios de imágenes transversales se usan frecuentemente para localizar y diagnosticar los quistes y seudoquistes pancreáticos.

Las pruebas pueden incluir:

  • US (ultrasonido) transabdominal, el cual usa ondas de sonido para detectar un seudoquiste pancreático, o cálculos que potencialmente puedan causar un seudoquiste.
  • TC (tomografía computarizada) abdominal, la cual normalmente brinda toda la información diagnóstica necesaria, y brinda información de la patología y anatomía circundante más detallada que el ultrasonido.
  • RM (Resonancia magnética) y CPRM (colangiopancreatografía por resonancia magnética), aunque no se utilizan típicamente, proveen imágenes más precisas de los líquidos y restos en los seudoquistes que la TC.
  • USE (ultrasonido endoscópico), es normalmente un examen secundario (después del US, TC, o RM) para evaluar más aún un quiste pancreático y/o para distinguir un seudoquiste pancreático de otros tipos de lesiones quísticas. El análisis del líquido obtenido del quiste mediante una aguja fina se usa luego para diferenciar los tipos de quistes y seudoquistes.
  • CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica), permite que el doctor pueda visualizar la estructura del ducto biliar común, de otros ductos biliares, y del ducto pancreático.

¿Cómo se tratan los quistes y seudoquistes pancreáticos?

La mayoría de los seudoquistes se resuelven por sí solos sin tratamiento, con el tiempo. Sin embargo, cuando los síntomas se vuelven persistentes, surgen complicaciones, o los quistes alcanzan un tamaño mayor a 6 centímetros, el drenaje de éstos está indicado.

Existen tres métodos de drenaje de quistes:

  • Drenaje endoscópico
  • Drenaje percutáneo por catéter, el cual utiliza un tubo vacío insertado en el cuerpo para retirar el líquido
  • Drenaje quirúrgico, vía cirugía abierta o cirugía laparoscópica (utilizando un laparoscopio, una herramienta quirúrgica que sólo requiere una pequeña incisión)

El drenaje endoscópico está ganando aceptación porque es menos invasivo, tiene menos riesgo de complicaciones que la cirugía abierta, no requiere un drenaje externo, y su tasa de éxito a largo plazo es alta.

¿Cuál es el pronóstico?

Los seudoquistes deben drenarse cuando están causando síntomas. Algunos quistes requieren extirpación quirúrgica si hay preocupación por enfermedades cancerígenas o precancerígenas.

En la mayoría de los casos, el pronóstico es generalmente positivo para las personas que siguen un tratamiento para quistes y seudoquistes pancreáticos.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2016

index#s14627


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2016