Cleveland Clinic Logo
Trombocitopenia

Trombocitopenia

¿Qué es la trombocitopenia?

La trombocitopenia es una enfermedad por la que el cuerpo no produce las suficientes plaquetas, uno de los componentes de la sangre.

La sangre está formada por tres partes:

  • Células rojas, que llevan el oxígeno a través del cuerpo;
  • Células blancas, que ayudan a luchar contra las infecciones; y,
  • Plaquetas, que se pegan las unas a las otras en los lugares donde hay un corte o una herida para formar un coágulo que para la hemorragia.

La gente que tiene trombocitopenia no tiene las suficientes plaquetas para formar coágulos de sangre, y por eso pueden sangrar excesivamente cuando tienen un corte.

¿Cómo se produce la trombocitopenia?

Las células de la sangre (incluidas las plaquetas) se hacen en la médula espinal, el tejido esponjoso dentro de los huesos. Ciertos factores pueden interferir con la capacidad del cuerpo de hacer plaquetas, incluyendo:

  • Enfermedades o tratamientos de enfermedades. Por ejemplo, las enfermedades como la leucemia (cáncer de la médula espinal y del torrente sanguíneo) y el linfoma (cáncer del sistema linfático) pueden causar una disfunción de la medula espinal. La radiación y el tratamiento de la quimioterapia pueden dañar las células madre de la sangre que al final se convierten en las células sanguíneas.
  • Anemia aplásica, una enfermedad que impide que la médula ósea haga células sanguíneas
  • Exposición a ciertos virus, incluyendo el Epstein-Barr y la varicela
  • Un bazo agrandado (el órgano que almacena las plaquetas y que ayuda al cuerpo a luchar contra la infección). El bazo agrandado tiende a atrapar las plaquetas e impide que circulen por el torrente sanguíneo.
  • Herencia (la enfermedad se pasa de padres a hijos)
  • Exposición a químicos tóxicos
  • Tomar ciertos medicamentos, como diuréticos y ciertos medicamentos contra los ataques
  • Tomar demasiado alcohol

El cuerpo también puede destruir las plaquetas debido a alguna enfermedad auto inmune (el sistema inmune del cuerpo ataca al cuerpo), como por ejemplo la púrpura trombocitopénica idiopática.

¿Cuáles son los síntomas de la trombocitopenia?

Los síntomas principales de la trombocitopenia son la hemorragia, tanto en la superficie de la piel como dentro del cuerpo. (En algunos casos de trombocitopenia, puede que no haya ningún síntoma.)

Los síntomas de la trombocitopenia incluyen los siguientes:

  • Hemorragias en diferentes partes de la piel. Puedes tener puntos pequeños y rojos o morados llamados petequias en la parte inferior de tus piernas, o magulladuras de color morado, rojo, o marrón (conocidos como púrpura).
  • Hemorragia que no para por sí sola, como una hemorragia nasal o sangrar de las encías cuando te cepillas los dientes
  • Hemorragias más pesadas durante los periodos menstruales
  • Hemorragia interna, como sangre en la orina o en las heces o sangrar del recto
¿Cómo se diagnostica la trombocitopenia?

Si tu médico piensa que puedes tener trombocitopenia, él o ella puede tomar tu historial médico y hacerte un examen médico.

Durante el historial médico, tu médico te preguntará acerca de los medicamentos que estás tomando, si alguien en tu familia trombocitopenia, y si has estado expuesto a alguna sangre (incluyendo sangre de transfusiones) o has usado medicamentos de forma intravenosa.

Durante el examen físico, tu médico comprobará tu piel para ver si hay alguna señal de hemorragia, pequeños puntos pequeños de sangre (petequias), o moratones (púrpura). Él o ella también apretará tu abdomen para ver si tu bazo o hígado están hinchados. También te pueden hacer una ecografía para ver si se te ha hinchado el bazo.

Puede que tu médico te pida que te hagas ciertas pruebas de sangre, incluyendo un hemograma y pruebas para ver si tu sangre se coagula correctamente. También te pueden hacer una biopsia de la médula ósea. Durante la biopsia de la médula ósea, el médico saca líquido de la médula ósea y tejido con una aguja y los examina para ver si hay alguna anormalidad.

¿Cómo se trata la trombocitopenia?

Si tu médico siente que la trombocitopenia no es un riesgo serio para tu salud, él o ella puede decidir no tratarla.

Tu médico puede decidir tratar la trombocitopenia al tratar la enfermedad o afección que la está causando. Por ejemplo, si estás tomando un medicamento que te está causando la trombocitopenia, tu médico puede cambiarlo por otro medicamento diferente. Si la trombocitopenia la causa los problemas de tu sistema inmune, tu mñedico puede recetarte esteroides o globulina inmune, o puede que te mande unas transfusiones de sangre o de plaquetas para reponer el número de plaquetas.

En algunos casos, puede que al paciente se le extirpe el bazo para impedir que destruya las plaquetas. Ya que el bazo ayuda al cuerpo a luchar contra la infección, el extirparlo puede poner a la persona en un mayor riesgo de tener infecciones.

¿Se puede tratar la trombocitopenia?

Mientras es seguro que no puedas prevenir la trombocitopenia, hay ciertas cosas que puedes hacer para disminuir sus efectos, como las siguientes:

  • Limita la cantidad de alcohol que tomas, ya que el alcohol disminuye la producción de plaquetas.
  • Si estás tomando algún medicamento que pueda disminuir tu número de plaquetas (incluyendo medicamentos sin necesidad de receta médica), habla con tu médico para ver si puedes cambiar a otro medicamento diferente.
  • Evita los medicamentos que puedan diluir la sangre, como la aspirina o el iboprufeno.
  • Intenta evitar actividades en las que puedes lesionarte o en las que puedas amoratarte o sangrar.
  • Si te coges una infección, habla con tu médico.
  • Pregúntale a tu médico si te tienes que vacunar contra las enfermedades como el sarampión, las paperas, la rubéola, y la varicela.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2014

index#s14430


The Cleveland Clinic
Center for Consumer Health Information
216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
healthl@ccf.org
©The Cleveland Clinic 2014