Cleveland Clinic Logo
Atrofia Óptica

Atrofia Óptica

La atrofia óptica es una condición que afecta al nervio óptico, el cual lleva impulsos desde el ojo hacia el cerebro. (Atrofia significa desgaste o deterioro.)

La atrofia óptica no es una enfermedad, sino más bien un signo de una enfermedad potencialmente más seria. La atrofia óptica proviene del daño al nervio óptico de varios diferentes tipos de patologías. Esta enfermedad puede causar problemas en la visión, incluyendo ceguera.

¿Qué causa atrofia óptica?

El nervio óptico está compuesto de fibras nerviosas que transmiten impulsos al cerebro. En el caso de la atrofia óptica, algo está interfiriendo con la capacidad del nervio óptico de transmitir estos impulsos. La interferencia puede ser causada por numerosos factores, incluyendo:

  • Glaucoma
  • Infarto del nervio óptico, conocido como neuropatía óptica isquémica anterior
  • Un tumor que presiona al nervio óptico
  • Neuritis óptica, una inflamación (hinchazón) del nervio óptico secundario causado por la esclerosis múltiple
  • Una enfermedad hereditaria en la cual la persona experimenta pérdida de la visión primero en un ojo, y luego en el otro (conocida como neuropatía óptica hereditaria de Leber)
  • Formación inadecuada del nervio óptico, el cual es un problema congénito (la persona nace con éste)

¿Cuáles son los síntomas de la atrofia óptica?

Los síntomas de la atrofia óptica se relacionan con cambios en la visión, específicamente:

  • Visión borrosa
  • Dificultades con la visión periférica (lateral)
  • Dificultades con la visión a color
  • Una reducción en la agudeza de la visión

¿Cómo es diagnosticada la atrofia óptica?

Es importante acudir a tu oftalmólogo si experimentas algún problema con tu visión, especialmente si son los listados arriba.

Si tu oftalmólogo sospecha atrofia óptica, examinará tus ojos con un instrumento llamado oftalmoscopio. El doctor mirará el disco óptico, el punto en la zona posterior del ojo donde entra el nervio óptico. En la atrofia óptica, el disco óptico se encontrará pálido debido a un cambio en el flujo de los vasos sanguíneos.

El oftalmólogo puede también realizar otros exámenes para medir tu visión, tanto periférica como de color. Si el oftalmólogo sospecha que pueda ser un tumor o que la causa sea esclerosis múltiple, puede que te hagan una resonancia magnética nuclear (RMN - MRI por sus siglas en inglés).

¿Cómo se trata la atrofia óptica?

No existe un tratamiento o cura real para la atrofia óptica. Por lo tanto, es importante tener examenes oculares regulares (especialmente si tienes historia familiar de enfermedades oculares), y acudir a tu oftalmólogo inmediatamente si presentas algún cambio en tu visión.

¿Cuál es el pronóstico de las personas con atrofia óptica?

El pronóstico de las personas con atrofia óptica depende de lo que esté causando del problema. Si la causa es neuritis óptica, el paciente normalmente puede contar con recuperar su visión eventualmente cuando ceda la inflamación. Si la causa es otra neuropatía óptica, la visión del paciente puede no mejorar.

Si el glaucoma se diagnostica de forma temprana, puede tratarse con éxito y la atrofia óptica progresará más lentamente. Asimismo, un tumor que se encuentre de manera temprana puede tratarse normalmente para liberar la presión en el nervio óptico y prevenir posteriores daños.

Referencias

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2016

index#s12326


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2016