Cleveland Clinic Logo
Trastornos del Ritmo Circadiano

Trastornos del Ritmo Circadiano

¿Qué son los trastornos del ritmo circadiano?

Los trastornos del ritmo circadiano son interrupciones en el ritmo circadiano de la gente – el nombre que se le da al "reloj interno del cuerpo" que regula el ciclo de 24 horas (aproximadamente) de procesos biológicos en animales y plantas. El término circadiano viene del latín y literalmente significa "alrededor del día".

Los rasgos claves de los trastornos del ritmo circadiano es un interrupción continua u ocasional de los patrones del sueño. La interrupción es resultado bien de un malfuncionamiento en el "reloj interno del cuerpo" o un desajuste entre el "reloj interno del cuerpo" y el medioambiente externo en el ritmo o duración del sueño. Como resultado de este desajuste circadiano, los individuos con estos trastornos normalmente se quejan de insomnio a ciertas horas y adormecimiento excesivo en otros momentos del día, lo que resulta en un impedimento en el trabajo, la escuela o el ámbito social.

Las siguientes son unas descripciones breves de los trastornos del ritmo circadiano más comunes.

Síndrome de retraso de fase es un trastorno del ritmo circadiano que es más común entre los adolescentes y jóvenes adultos cuyas tendencias de "búhos nocturnos" retrasan el comienzo del sueño – normalmente hasta las 2 a.m. o más tarde. Si les dejas dormir por la mañana (a menudo tan tarde como las 3 p.m.) no ocurre privación del sueño. Sin embargo, despertarse más pronto a la mañana puede llevar a somnolencia durante el día e impacto en el trabajo y la actuación en el trabajo. Se suele pensar que estos individuos son vagos, poco motivados, o poco trabajadores que suelen llegar tarde para sus obligaciones matutinas. La gente que sufre del síndrome de retraso de fase suelen estar más alerta, ser más productivo, y creativo tarde en la noche.

Síndrome de adelanto de fase se suele ver en la gente mayor. Este trastorno se identifica por acostarse pronto en la noche (6 p.m. – 9 p.m.) y despertarse pronto (2 a.m. – 5 a.m.). La gente que sufre de síndrome de adelanto de fase son "alondras madrugadoras" y normalmente se quejan de despertarse pronto o de insomnio así como somnolencia a la tarde o al principio de la noche.

El jet lag resulta por el conflicto entre el patrón se sueño y vigilia entre el reloj biológico interno y la nueva zona horaria. Las personas que lo sufren encuentran difícil funcionar a nivel óptimo en la nueva zona horaria. Viajar hacia el Este es más difícil que viajar hacia el Oeste porque es más fácil retrasar el sueño que adelantarlo.

El síndrome de cambios de turno de trabajo afecta a la gente que rota frecuentemente sus turnos de trabajo o trabajan durante la noche. El horario de trabajo entra en conflicto con el ritmo circadiano natural del cuerpo y algunas personas tienen dificultad en acostumbrarse al cambio. El síndrome de cambios de turno de trabajo se identifica por un modelo constante y recurrente de interrupción del sueño que resulta en insomnio o somnolencia excesiva.

El diagnóstico de los trastornos del ritmo circadiano es desafiante y a menudo necesita una consulta con un especialista del sueño. Llevar un detallado diario de tu historial del sueño durante 1 a 2 semanas es esencial. También es importante excluir otros trastornos del sueño o médicos, incluyendo la narcolepsia, que a menudo se parece al síndrome de retraso de fase.

La narcolepsia es un trastorno del sueño en el que la gente tiene excesivo somnolencia diurna y episodios incontrolables de dormirse durante el día a pesar de haber dormido bien durante la noche.

Los diarios donde escribes lo que duermes se suelen complementar con actigrafía, un método de registrar el sueño y las horas de vigilia usando un monitor de movimiento de muñeca durante un periodo de días o semanas. Se pueden tener que hacer pruebas de sueño durante el día o durante la noche. Los estudios del sueño pueden estar guiados al patrón de sueño específico del individuo. Esto puede requerir que las pruebas se hagan a horas poco convencionales, por ejemplo, un estudio del sueño de la noche puede tener que hacerse durante el día si es para un trabajador que hace cambios de turno de trabajo.

Las opciones de tratamiento para los trastornos del ritmo circadiano varían basándose en el tipo de trastorno y el grado en el que afecta a la calidad de vida del individuo. El hecho de individualizar el tratamientos para los pacientes con trastornos del ritmo circadiano mejora las posibilidades de éxito. Las opciones de tratamiento incluyen:

La terapia del comportamiento como por ejemplo mantener unos horarios regulares de sueño y vigilia, evitando siestas, siguiendo una rutina regular de ejercicios, evitando la cafeína, la nicotina, y actividades estimulantes algunas horas antes de irse a la cama es importante en el tratamiento de trastornos del ritmo circadiano. La gente que tiene síndrome de retraso de fase debe de disminuir la exposición a la luz durante la tarde/y la noche reduciendo la iluminación interior y evitando las pantallas de televisión y las pantallas de ordenador brillantes. Aquellos que sufren de síndrome de adelanto de fase deben de aumentar la exposición a la luz a las noches manteniendo las luces en la casa o pasando más tiempo en la calle.

La terapia de luz brillante se usa para avanzar o retrasar el sueño. El momento en que se hace este tratamiento es crítico y requiere el consejo de un especialista del sueño. La terapia de luz brillante funciona porque reajusta el reloj circadiano. Se necesita una luz de alta intensidad (10,000 lux) y la duración y el momento de la exposición varía de 1 a 2 horas.

Los medicamentos como la melatonina, agentes que promueven la vigilia, y ayudas para dormir a corto plazo se pueden usar para ajustar y mantener el ciclo de sueño-vigilia al horario deseado. La melatonina es una hormona que está disponible sin necesidad de receta médica y es particularmente efectiva para tratar el jet lag.

La cronoterapia es un avance o retraso progresivo (1 o 2 horas por día) de tiempo de sueño dependiendo del tipo o la severidad del trastorno. Este tipo de terapia requiere un compromiso por parte del paciente y del cuidador ya que puede llevar semanas el cambiar con éxito el ciclo de sueño-vigilia. Una vez que se consigue el horario deseado, se mantendrá un horario regular de sueño-vigilia.

Referencias

Avidan, Alon Y; Zee, Phyllis C. Handbook of Sleep Medicine. 1st edition. Philadephia: Lippincott Williams and Wilkins. May 2006.

Foldvary-Schaefer N. The Cleveland Clinic Guide to Sleep Disorders. New York: Kaplan Publishing, 2009

Sack, Robert L; Auckley, Dennis; Auger, R. Robert, et al. Circadian Rhythm Sleep Disorders: Part I, Basic Principles, Shift Work and Jet Lag Disorders. An American Academy of Sleep Medicine Review. Sleep. 2007 November 1; 30(11): 1460–1483. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2082105/. Accessed June 8, 2010

Circadian Sleep Disorders, Other. Sleep Education.com. http://www.sleepeducation.com/Disorder.aspx?id=63. Accessed June 8, 2010

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2018

index#s12115


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2018