Cleveland Clinic Logo
La Cirugia Plástica para Tratar Heridas

La Cirugia Plástica para Tratar Heridas

Si tienes una herida grave de una lesión que limita tu mobilidad, te causa peerdida de sensaciones, o es cosmeeticamente poco atractiva, puedes considerar el tratamiento de la herida por medio de cirugía plástica.

Un cuidado adecuado de la herida para recuperar el funcionamiento y la sensación. Es importante ser paciente. Asegúrate de que estás al cuidado de un cirujano plástico que esté acreditado por el colegio oficial de cirujía plástica, i sigue sus consejos. No es un camino fácil, pero merece la pena.

¿Cuáles son los diferentes tipos de tratamientos para las heridas?

Para empezar, si tu herida es severa, puede que necesites desbridamiento, que es retirar el tejido muerto, antes de la cirujía reconstructiva. Una vez que eso está hecho, hay varios tipos de tratamientos para las heridas que puede que tu cirujano plástico recomiende:

Injerto de piel: Los injertos de piel se usan para los pacientes con quemaduras o siempre que haya una herida que necesite la cobertura de piel para ayudar a que se cure. Consiste en quitar la piel de una zona del cuerpo y transplantarla a otra. Hay dos tipos de injertos de piel: injertos de piel de grosor parcial en el que se transplantan solo unas cuantas capas de la piel, e injertos de piel de grosor total, en los que se transplantan toda la dermis.

Durante un injerto de piel, un instrumento especial para cortar piel llamado dermátomo quita la piel de un área (zona donante) que normalmente está escondida por ropa como las nalgas o la parte interior del muslo. Una vez que se ha extirpado, el injerto se pone en la zona que necesita cubrirse y se sujeta en su sitio mediante un vendaje y unos cuantos puntos de sutura. Este vendaje suele tener que quedarse en su sitio durante cinco a siete días para ayudar a que el injerto se cure. No se debe de quitar a menos que tu médico así lo indique. La zona donante tambieen se cubre con un vendaje para prevnir infecciones. El tiempo de recuperación para un injerto de piel de grosor parcial es generalmente bastante rápido, a menudo menos de tres semanas. Para los injertos de piel de grosor total, el tiempo de recuperación suele ser de unas semanas más.

Microcirugía: En términos simples, la microcirugía es un procedimiento en el que el cirujano usa un microscopio como ayuda quirúrgica en los procedimientos de reconstrucción. Al usar un microscopio el cirujano puede coser vasos sanguíneos minúsculos o nervios, permitiéndole reparar los nervios y las arterias dañadas. Esto se puede usar para volver a atar un dedo amputado, puede ser un buen método para aliviar la parálisis facial, o para reconstruir senos/pechos. La microcirugía se usa frecuentemente junto con otros procedimientos quirúrgicos como el procedimiento de injerto libre.

Procedimiento de injerto libre: Un procedimiento de injerto libre se puede hacer durante la reconstrucción de los senos o después de una operación quirúrgica en la que se ha extirpado el cáncer de la cabeza o el cuello. Durante dicho procedimiento se transfiere el músculo, la piel, y/o el hueso, además del suministro snaguíneo de una zona del cuerpo (zona dionante) a la zona de la cirugía con el fin de reconstruir la zona. El procedimiento suele involucrar el uso de microcirugía. La curación de la zona donde se ha hecho la cirugía puede ser lenta y requerir frecuentes cuidados de la herida. La recuperación total puede llevar de 6 a 8 semanas o más.

Expansión o estiramiento del tejido: La expansión o estiramiento del tejido es un procedimiento médico que permite a tu cuerpo a "criar" piel de más para usar en los procedimientos reconstructivos. Esto se hace insertando un artilugio conocido como globo expansivo debajo de la piel cerca de la zona que necesita ser reparada. Con el paso del tiempo, este globo se irá llenando gradualmente de una solución salina (agua con sal), causando que la piel se estire o expanda , de la misma manera que la piel de la mujer se estira durante el embarazo. Una vez que se ha estirado suficiente piel, ésta se usa para corregir o reconstruir la parte del cuerpo dañada. Este procedimiento es especialmente común en la recosntrucción de los senos. La expansión o estiramiento del tejido tiene muchas ventajas en cuanto que el color y la textura de la piel hacen juego perfectamente con la zona en la que se necesita, y hay pocas cicatrices ya que no se quita la piel de una zona para ponerla en otra. El mayor inconveniente a la expansión del tejido es que puede tomar tres meses o más para estirar la piel. Durante este periodo, mientras crece el globo que expande la piel, el bulto debajo de la piel crece con el. Este bulto puede ser atractivo para los pacientes que van a tener una reconstrucción de senos, sin embargo, para los pacientes que van a tener algún tratamiento en el cuero cabelludo o cualquier otra parte de su cuerpo, el bulto puede notarse demasiado y causarles incomodidad.

¿Qué pasa después de la cirugía para el tratamiento de las heridas?

Para cualquier cirugía que implique la extirpación y transplante de piel, es extremadamente importante que sigas las instrucciones y pautas generales para el cuidado de tu herida una vez que te manden a casa.

Actividad diaria

¡Tomatelo con calma! Los pacientes suelen contar que están más cansados y más fatigados cuando están en casa que cuando están en el hospital. Puede que sea de ayuda establecer una rutina regular diaria, pero recuerda que tienes que marcarte un ritmo. Si estás cansado, tómate tiempo para descansar. No hagas demasiado.

Cambios en la piel

¡Sé paciente con tu ritmo de curarte! Mientras continuas curándote, notarás cambios en el color, aspecto y textura de tu piel en la zona de la operación quirúrgica. También puedes sentir adormecimiento, una sensación de hormigueo o una sensación mínima alrededor de la incisión. Esto es normal. Estas sensaciones continuarán mejorando durante los siguientes meses.

Perfusión y circulación

Es importante observar la perfusión (el paso de líquido) y la circulación de la zona de la herida. Evita ponerte ropa que te apriete o presione alrededor de tu herida. Además, para ayudar con la perfusión, tu médico te puede dar instrucciones específicas para que tomes aspirina dirariamente durante 3 a 4 semanas después e la cirugía. No tomes aspirina a menos que te lo mande especificamente tu médico.

Signos de infección en la zona de la cirugía

La siguiente lista son signos que pueden indicar que puede haber una infección en la zona donde se ha hecho la cirugía. Notifica a tu médico inmediatamente si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Granos blancos o ampollas alrededor de la líneas de incisión.
  • Un aumento en el color rojo, la sensibilidad, o la hinchazón de la zona de la cirugía.
  • Drenaje de la raja de la incisión. (Ocasionalmente, puede drenar una cantidad pequeña de fluído con sangre o amarillento y claro y aúna así no ser señal de infección. Cuentaselo a tu médico si persiste o si cambia de consistencia.)
  • Un aumento marcado o repentino en el dolor y que no se alivia con la medicación para el dolor.

También puedes tener otros signos de infección general que pueden requerir tratamiento médico. Si notas cualquieras de los siguientes síntomas de infección, es importante que llames a tu médico tan pronto como puedas.

  • Una subida persistente de la temperatura de tu cuerpo a meas de 100.5 grados Fahrenheit. (Toma tu temperatura diariamente, a la misma hora todos los días).
  • Sudores o escalofríos
  • Sarpullidos
  • La garganta dolorioda o rasposa o dolor al tragar
  • Drenaje senoso, congestión nasal dolores de cabeza o sensibilidad en la parte superior de las mejillas
  • Una tos persistente, seca o no, que dure más que dos días
  • Parches blancos en tu boca o en tu lengua
  • Nauseas, vómitos o diarrea
  • Problemas al orinar: dolor o quemazón, ganas constantes o orinar a menudo
  • Orina con sangre, turbia o mal oliente

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2022

index#s11006


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2022