Cleveland Clinic Logo
Esofagitis

Esofagitis

¿Qué es la esofagitis?

La esofagitis es una inflamación del forro del esófago, el tubo que conecta la garganta con el estómago. Si se deja sin tratamiento, ésta enfermedad puede volverse muy incómoda, causando dificultad para tragar y úlceras o cicatrización del esófago. El esófago de Barrett, una complicación del reflujo ácido, es un factor de riesgo para cáncer de esófago.

¿Qué causa la esofagitis?

La esofagitis es una irritación del esófago causada por cualquiera de los siguientes:

  • Un reflujo de líquido ácido desde el estómago hacia el esófago (ERGE - GERD por sus siglas en inglés)
  • Vómitos
  • Medicamentos como aspirina y anti-inflamatorios
  • Virus, hongos, bacterias o enfermedades que debilitan el sistema inmune

¿Cuáles son los síntomas de la esofagitis?

Los síntomas de la esofagitis incluyen:

  • Dificultad y/o dolor al tragar
  • Ardor de estómago
  • Regurgitación ácida

Si tienes alguno de estos síntomas, debes contactar con tu proveedor de servicios de salud lo más pronto posible.

¿Cómo se diagnostica la esofagitis?

Después de que tu médico te haya hecho un examen físico detallado y revisado tu historial médico, hay varios exámenes que se pueden usar para diagnosticar la esofagitis. Estos incluyen:

  • Endoscopía: Un examen en el que un tubo flexible, largo, con iluminación llamado endoscopio se usa para observar el esófago.
  • Biopsia: Durante este examen, una muestra pequeña de tejido esofágico se extirpa y se envía a un laboratorio para que la examinen bajo un microscopio.
  • Rayos x con bario: Durante éste procedimiento, se toman rayos-X del esófago después de que el paciente ingiera una solución con bario. El bario cubre la cubierta interna del esófago y aparece de color blanco en los rayos-X. Esta característica permite a los doctores visualizar cualquier anormalidad.

¿Cómo se trata la esofagitis?

El tratamiento de la esofagitis depende de su causa. Mientras que se pueden recomendar los medicamentos que bloquean la producción de ácido, otros medicamentos pueden recetarse para causas infecciosas de esofagitis. Para tratar el dolor causado por la esofagitis, tu médico puede indicarte un analgésico para realizar gárgaras y luego tragar.

Mientras estás siguiendo tratamiento para la esofagitis, hay ciertos pasos que puedes tomar para ayudar a disminuir alguna molestia que puedas sentir. Estos incluyen:

  • Evita las comidas condimentadas como aquellas con pimienta, ají en polvo, curry y nuez moscada
  • Evita alimentos y bebidas ácidas como tomates, naranjas, pomelos, y otros jugos. En su lugar, toma néctares e imitaciones de jugos de fruta con vitamina C
  • Incluye más comidas suaves en tu dieta como puré de manzana, cereales cocidos, puré de papas, natillas, pudines y batidos con alto contenido de proteínas.
  • Al comer, toma bocados pequeños y mastíquelos bien
  • Evita el alcohol y el tabaco

¿Cuál es el pronóstico para la gente que sufre de esofagitis?

Las causas de la esofagitis generalmente responden al tratamiento; sin embargo algunas causas, como el reflujo ácido, pueden requerir tratamiento a largo plazo.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2019

index#s10138


  The Cleveland Clinic
  Center for Consumer Health Information
  216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
  healthl@ccf.org
  ©The Cleveland Clinic 2019