Cleveland Clinic Logo
La Menopausia y la Osteoporosis

La Menopausia y la Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos se debiliten, aumentando el riesgo de fracturas súbitas e inesperadas. Literalmente significa "hueso con poros," y resulta en un aumento de la pérdida de masa y de fuerza ósea. Muchas veces la enfermedad avanza sin síntomas o dolor. Generalmente, no se descubre la osteoporosis hasta que los huesos debilitados causan fracturas dolorosas normalmente en la espalda (causando dolor crónico de espalda) o en las caderas. Desafortunadamente, una vez que tienes una fractura ósea, tienes más riesgo de tener otra. Estas fracturas pueden ser debilitantes. Afortunadamente, hay pasos que se pueden tomar para prevenir la osteoporosis antes de que ocurra. Si tienes osteoporosis hay tratamientos que pueden reducir la velocidad a la que perdemos masa ósea.

¿Qué causa la osteoporosis?

Aunque no conocemos la causa exacta de la osteoporosis, sí sabemos cómo se desarrolla la enfermedad. Tus huesos están hechos de tejidos vivos que crecen. Una cáscara de hueso córtico o hueso denso recubre el hueso trabecular, un hueso que es como una esponja. Cuando un hueso está debilitado por la osteoporosis, los agujeros o "huecos" de la "esponja" se hacen más grandes y numerosos, debilitando la estructura interna del hueso.

Hasta aproximadamente los 30 años, una persona normalmente construye más hueso del que pierde. Después de los 35 años, la destrucción de hueso supera la construcción, resultando en una pérdida gradual de la masa ósea. Una vez que esta pérdida llega a un cierto punto, la persona tiene osteoporosis.

¿Cómo esta relacionada la osteoporosis con la menopausia?

Hay una relación directa entre la falta de estrógeno después de la menopausia y el desarrollo de la osteoporosis. Después de la menopausia, la reabsorción de los huesos (destrucción) va más rápido que la construcción de hueso nuevo. La menopausia precoz (antes de la edad de 45 años) y en cualquier periodo cuando los niveles de las hormonas son bajos y no hay periodos menstruales o hay pocos, pueden causar una pérdida de la masa ósea.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

Muchas veces a la osteoporosis se le llama "la enfermedad silenciosa" porque la pérdida ósea ocurre sin síntomas. Una persona no siempre sabe que tiene osteoporosis hasta que sus huesos son tan débiles que cualquier fuerza, golpe, o caída le causa una fractura o el derrumbe de una vértebra. Inicialmente se puede notar o ver una vértebra derrumbada cuando se sufre de dolor severo de espalda, disminución de altura, o deformidades espinales como la postura encorvada.

¿Quién contrae osteoporosis?

Los factores de riesgo importantes para la osteoporosis incluyen:

  • Edad. Después de llegar a la densidad y fuerza máxima del hueso (generalmente alrededor de los 30 años), la masa del hueso empieza a disminuir naturalmente con la edad.
  • Sexo. Las mujeres de más que 50 años tienen mayor riesgo de contraer osteoporosis. De hecho, las mujeres tienen cuatro veces más probabilidad de contraer osteoporosis que los hombres. Algunas de las razones por las que las mujeres tiene más probabilidad de tener osteoporosis son que tienen los huesos más ligeros y más finos, y también el hecho de que viven más tiempo.
  • Raza. Algunas investigaciones han demostrado que las mujeres caucásicas y las asiáticas tienen más probabilidad de contraer osteoporosis. Además, las mujeres caucásicas tienen dos veces más probabilidades de tener fracturas de caderas que las mujeres negras. No obstante, las mujeres negras tienen más posibilidades de morir después de una fractura de cadera.
  • Estructura del hueso y peso del cuerpo. Las mujeres delgadas o menudas tienen un mayor riesgo de contraer osteoporosis porque tienen menos hueso para perder que las mujeres con los huesos más grandes o las que pesan más. Así mismo los hombres delgados con los huesos más pequeños o que pesan menos tienen más probabilidad de contraer osteoporosis que los hombres con los huesos grandes o que pesan más.
  • Historial familiar: La herencia es una de las cosas más importantes para la osteoporosis. Si tus padres o tus abuelos han tenido alguna señal de osteoporosis, como por ejemplo una fractura de cadera después de una pequeña caída, tú puedes tener más riesgo de contraer la enfermedad.

¿Cómo puedo saber si tengo osteoporosis?

Para obtener información acerca de tu salud ósea antes de que los problemas comiencen hay una prueba nada dolorosa y muy precisa. Las pruebas de densidad mineral óseas (BMD por sus siglas en inglés), o mediciones óseas, son rayos-X que usan muy pequeñas cantidades de radiación para determinar la densidad ósea. Además de evaluar la salud ósea, la prueba puede determinar la severidad de cualquier osteoporosis.

Por favor nota que las mujeres sin ningún otro factor de riesgo cuya densidad ósea (BDM por sus siglas en inglés) cuyo valor T-score sea por debajo de -2.5 debe de comenzar una terapia para reducir el riesgo de fracturas. (Los T-scores comparan la densidad ósea de la persona con la densidad óptima o densidad máxima de la una mujer sana de 30 años para determinar el riesgo de fractura.) Las mujeres con densidad ósea T-score por debajo de -1.5 y que tienen otros factores de riesgo también deben de considerar el comenzar con alguna terapia para reducir el riesgo de fracturas.

¿Quién debe de hacerse una prueba de densidad mineral ósea?

  • Todas las mujeres posmenopáusicas que hayan tenido alguna fractura
  • Todas las mujeres posmenopáusicas que tengan menos de 65 años que tengan uno o más factores de riesgo.
  • Todas las mujeres de 65 años de edad y más, independientemente de cualquier factor de riesgo que puedan tener o no.

¿Cómo se trata la osteoporosis?

Los tratamientos para la osteoporosis establecida (significa que ya tienes osteoporosis) incluyen:

  • Calcio y suplementos de la vitamina D
  • Medicamentos como risedronato (Actonel®, Atelvia®), ibandronato (Boniva®), raloxifeno ( Evista®), alendronato (Fosamax®), ácido zoledrónico (Reclast®)
  • Calcitonina (Fortical®, Miacalcin®)
  • Denosumab (Prolia®) (terapia de anticuerpos dos veces al año)
  • La terapia de estrógeno
  • Ejercicios donde sujetas tu propio peso (donde los músculos trabajan contra la gravedad)
  • Teripatida inyectable (Forteo® ) (agente formador de hueso)

¿Debería de considerar la terapia hormonal?

Se cree que la terapia hormonal (TH, siglas en inglés HT) ayuda a prevenir o a disminuir la velocidad de pérdida ósea que causa la osteoporosis. Generalmente se recomienda para las mujeres posmenopáusicas que:

  • Sufren una menopausia temprana
  • Tienen una masa baja de hueso, medida por las pruebas de densidad óseas y de síntomas de la menopausia
  • Tienen varios factores de riesgo más de tener osteoporosis, como: huesos pequeños y delgados, historial de familia con osteoporosis, o un problema médico asociado con la osteoporosis

Mientras que todavía no se conocen todos los riesgos asociados con la TH (terapia hormonal), unas investigaciones han demostrado que algunos tipos de TH pueden aumentar tu riesgo de contraer:

  • Cáncer de mama
  • Enfermedad del bazo
  • Coágulos de sangre
  • Alta presión de sangre para algunas mujeres

Si estas usando la TH como prevención de la osteoporosis, habla con tu médico para que puedas comparar los beneficios de TH con tu riesgo personal de tener un ataque de corazón, infarto cerebral, coágulos de sangre, y cáncer de mamas. Si es necesario, tu médico puede recetarte varios tratamientos diferentes a la TH para prevenir la osteoporosis y las fracturas.

Finalmente, es importante notar que a las mujeres a las que se les ha quitado el útero por histerectomía se les receta solo el estrógeno, no la combinación de hormonas que se encuentra en la TH. Se ha demostrado que la terapia de solo estrógeno tiene menos riesgos que la terapia de combinación de hormonas. Tu médico te puede dar más información acerca de cómo tu historial de salud personal se relaciona con los riesgos y beneficios de la terapia hormonal.

¿Hay alguna alternativa a la TH?

Para las mujeres que no pueden tomar la TH por razones de la salud, o las que no quieren por razones personales, hay varias alternativas incluyendo:

  • Fosamax, Actonel, Ateliva, Boniva. Estos medicamentos son parte de una clase de drogas llamadas bisfosfonatos, que previenen la destrucción ósea. Se usan para prevenir y para tratar la osteoporosis. Se ha demostrado que disminuyen la velocidad de la perdida ósea, aumentan la densidad de los huesos, y reducen el riesgo de fracturas espinales y cualquier otra no espinal. Pueden considerarse para aquellas mujeres posmenopáusicas que tiene riesgo de desarrollar osteoporosis y cuyo objetivo es mantener la masa ósea y reducir el riesgo de fracturas. Boniva también se puede encontrar en forma de fluido intravenoso, administrado cada 3 meses por medio de una visita a la enfermera. Altevia es un fórmula semanal de efecto prolongado que elimina la necesidad de tomar medicamentos con el estómago vacío.
  • Fortical, Miacalcin. Estos medicamentos consisten en una hormona que existe de manera natural llamada calcitonina, que está involucrada en la regulación y el metabolismo de los huesos. En las mujeres que han pasado la menopausia hace cinco años o más, disminuye la velocidad de pérdida ósea y aumenta la densidad de la espina dorsal en las mujeres que tienen osteoporosis. Las mujeres también notan que disminuye el dolor de las fracturas óseas. Sin embargo, estos medicamentos ya casi no se usan debido a que los estudios sobre su efectividad son muy limitados.
  • Evista. Este medicamento es un modulador selectivo de los receptores de estrógeno (SERM por sus siglas en inglés) que tiene muchas propiedades parecidas al estrógeno (y algunas propiedades anti-estrógenas dependiendo del órgano del cuerpo afectado). Ha sido aprobado para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis y puede prevenir la pérdida ósea de la espina dorsal, de la cadera, y de otras áreas del cuerpo. Unos estudios han demostrado que puede disminuir la velocidad de fracturas vertebrales en un 30 a 50 por ciento. Tiene el mismo riesgo de coágulos de sangre que tiene la terapia hormonal. Se ha demostrado que este medicamento disminuye el riesgo de cáncer de pecho.
  • Reclast. Esta es una terapia de biofosfonato intravenosa que se puede administrar una vez al año para tratar la osteoporosis, o una vez cada dos años para prevenirla en pacientes con osteopenia. Es una buena alternativa para los pacientes que no toleran los biofosfonatos. Reduce la pérdida de hueso, y reduce el riesgo de fracturas tanto de la espina dorsal como de caderas.
  • Prolia. Este es un anticuerpo que ayuda a parar el desarrollo de las células causantes de la pérdida ósea antes de que causen pérdida ósea. Se da dos veces al año por medio de una inyección en la oficina de tu médico. Los pacientes que toman Prolia pueden tener m’as riesgo de infecciones.

¿Cómo puedo prevenir la osteoporosis?

Hay una variedad de maneras en las que te puedes proteger contra la osteoporosis, incluyendo:

  • Ejercicio. Establecer un programa habitual de ejercicios. Los ejercicios hacen que los huesos y músculos sean más fuertes y ayudan a prevenir la perdida ósea. También te ayuda a mantenerte activa y móvil. Los ejercicios donde soportas tu propio peso, hechos tres o cuatro veces a la semana, son los mejores para prevenir la osteoporosis. Caminar, correr, jugar al tenis, y bailar son todos ejercicios muy buenos donde soportas tu propio peso. Además, los ejercicios de fuerza y de equilibrio te pueden ayudar a evitar caídas, bajando la probabilidad de romperte un hueso.
  • Comer alimentos altos en calcio. Comer suficiente calcio durante tu vida ayuda a construir y mantener tus huesos fuertes. La cantidad diaria de calcio recomendada por los E.E.U.U. (RDA) para las personas entre 31 y 50 años es 1,200 mg (miligramos) diarios. Las personas de más de 50 años deben tomar 1,500 mg de calcio diariamente. Algunas de las fuentes excelentes de calcio son: la leche y los productos lácteos (se recomienda que se usen las versiones bajas en grasa); una variedad de marisco, como pescado enlatado con espinas como el salmón y las sardinas; vegetales de hojas verde oscuras, como la rizada, y el brócoli; jugo de naranja fortificado con calcio, y panes hechos con harina fortificada con calcio.
  • Suplementos. Si piensas que necesitas tomar un suplemento para tener suficiente calcio, habla con tu médico primero. El carbonato de calcio y el citrato de calcio son formas buenas de suplementar el calcio. Ten cuidado de no tomar más que 2,000 mg de calcio diariamente muy a menudo. Esa cantidad puede aumentar tu probabilidad de tener problemas en los riñones.
  • La vitamina D. Tu cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. Estar al sol durante un total de alrededor de 20 minutos todos los días ayuda a los cuerpos de la mayoría de la gente a hacer suficiente vitamina D. También puedes obtener vitamina D de los huevos, pescado grasiento como el salmón, cereales, y leche fortificada con vitamina D, además de los suplementos. Las personas por encima de los 50 deben de tomar al menos 1000 – 2000 UI (unidades internas). No se recomienda obtener más de 10,000 UI de vitamina D diariamente (a menos que te lo recomiende tu médico) porque puede hacerte daño al hígado y disminuir aún más la masa ósea.
  • El estrógeno. El estrógeno, una hormona producida por los ovarios, ayuda a proteger contra la pérdida ósea. El reemplazo del estrógeno perdido después de la menopausia (cuando los ovarios paran la mayoría de su producción de estrógeno), disminuye la velocidad de pérdida ósea y aumenta la absorción y retención de calcio. Pero debido a que la terapia con estrógeno conlleva riesgos, solo se recomienda para mujeres con alto riesgo de tener osteoporosis que puedan tener otras razones para tomarlo, como síntomas menopáusicos. Para aprender más sobre este tema, habla con tu médico sobre los beneficios y riesgos de la terapia de estrógeno.
  • Evitar ciertos medicamentos. Los esteroides, y ciertos medicamentos usados para tratar las convulsiones (anticonvulsantes), diluyentes de la sangre (anticoagulantes), y los medicamentos para el tiroides, aumentan la velocidad de pérdida ósea si no se usan correctamente. Si estas tomando alguno de estos medicamentos, habla con tu médico sobre cómo puedes reducir el riesgo de pérdida ósea a través de tu dieta y de cambios en tu estilo de vida.
  • Otros pasos preventivos. Limita el consumo de alcohol y no fumes. Fumar hace que produzcas menos estrógeno, que es lo que protege los huesos. Demasiado alcohol puede hacer daño a los huesos y aumentar el riesgo de caídas y de roturas de huesos.

¿Cómo puedo obtener el calcio necesario para mi cuerpo si soy intolerante a la lactosa?

Si eres intolerante a la lactosa, o si tienes dificultades digiriendo la leche, puede que no estés tomando suficiente calcio en tu dieta. Aunque la mayoría de los productos lácteos pueden ser intolerables, algunos yogures y quesos duros pueden ser digeribles. También puedes tomar la comida que tenga lactosa tomando primero preparaciones comerciales de lactasa (que se puede añadir como gotas o como píldoras). También existen productos lácteos sin lactosa que puedes comprar. Otra opción es comer comidas sin lactosa que tengan mucho calcio, como los vegetales de hojas verde oscuras, el salmón, y el brócoli.

¿Cuál es el papel de la vitamina D en prevenir la osteoporosis?

Tu cuerpo usa la vitamina D para absorber el calcio. La cantidad diaria recomendada de vitamina D es de 1000 a 2000 UI. Se pueden obtener de tomar alrededor de 20 minutos de luz solar, de beber leche fortificada, y de tomar suplementos.

Mientras que la vitamina D es esencial para tener una salud buena en general, demasiada vitamina puede resultar en cantidades excesivas de calcio en la sangre y en la orina, lo que puede resultar en piedras en el riñón y posible pérdida de sangre.

¿Cuáles son los ejercicios donde soporto mi propio peso y cómo me ayudan a fortalecer los huesos?

Los ejercicios donde soportas tu propio peso son actividades que hacen que tus músculos trabajen contra la gravedad. Caminar, hacer excursiones, subir escaleras, o correr son todos ejercicios donde soportas tu propio peso que ayudan a construir huesos fuertes. Treinta minutos de ejercicios hechos habitualmente (por lo menos 4 días a la semana, o un día sí y un día no) junto con una dieta sana puede aumentar la masa ósea en las personas jóvenes. Las mujeres y los hombres mayores que hacen ejercicios habitualmente pueden tener menos pérdida ósea e incluso aumentar dicha masa ósea.

¿Qué puedo hacer para protegerme de las fracturas si tengo osteoporosis?

Si tienes osteoporosis, es importante protegerte de las caídas accidentales que pueden resultar en fracturas. Toma las siguientes precauciones para hacer de tu casa un lugar seguro:

  • Quita de en medio los objetos que anden sueltos por ahí, para que tu casa no este desordenada.
  • Instala barras de seguridad en la bañera, en la ducha y al lado de los servicios.
  • Instala luces adecuadas.
  • Pon cosas para evitar resbalarse y caerse en los suelos y quita los tapetes o alfombrillas.
  • Compra almohadillas protectoras para las caderas
Referencias

National Institute on Aging. Health Information. Publications. Age Page. Osteoporosis: The Bone Thief. www.nia.nih.gov Accessed 3/14/2011

North American Menopause Society. Menopause Guidebook: Helping Women Make Informed Healthcare Decisions Around Menopause and Beyond. www.menopause.org Accessed 3/14/2011

American Congress of Obstetricians and Gynecologists. Publication. Patient Education: Osteoporosis www.acog.org Accessed 3/14/2011

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2014

index #s10091


The Cleveland Clinic
Center for Consumer Health Information
216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771
healthl@ccf.org
©The Cleveland Clinic 2014